Vuelve el Siglo XIX para intercambiar maneras de sentir

Por: Sady Karina Rubio Fuentes/ Lida Fontanills Lamoth

Al finalizar la tarde del 3 de marzo a propósito del XI Coloquio Internacional del Premio de Musicología Casa de las Américas 2020, la Sala Ignacio Cervantes fue el espacio propicio para el concierto Música de Salón La Habana y Santiago de Cuba, siglo XIX. El programa recogió danzas escuchadas en las sociedades habaneras y santiagueras decimonónicas, piezas recientemente descubiertas gracias a la labor de investigadoras como Zoila Lapique, Franchesca Perdigón, Indira Marrero, Claudia Fallarero y Miriam Escudero.

Las palabras iniciales estuvieron a cargo de la musicóloga María Elena Vinueza que afirmó la valía de la investigación realizada por las profesionales ya referidas, por cuanto la misma constituye, según criterio de la Academia de Ciencias de Cuba, un valioso aporte para las Ciencias Sociales.

La miembro del jurado del premio Claudia Fallarero presentó el álbum Música de Salón La Habana y Santiago de Cuba, siglo XIX, producido por los sellos Colibrí y La Ceiba, y promovió su pronta comercialización.

La jornada sirvió de antesala para dar a conocer al público muchas de las obras que conforman el fonograma. Las piezas para piano fueron interpretadas por Lianne Vega quien también acompañó a las sopranos Milagros de los Ángeles Soto y Anyelín Díaz, así como al contratenor Frank Ledesma. El guitarrista Javier Pérez ejecutó arreglos para este instrumento de algunas danzas.

La segunda parte del concierto, dedicada a Santiago de Cuba, estuvo a cargo de Alejandro Falcón (piano), Arlene Hernández (flauta), Fabricio Pereira (contrabajo) y Janio Abreu (clarinete y arreglista). Este último, mediante el estilo jazzístico con el cual se identifica e involucrando la improvisación fundamentalmente del piano y del clarinete, logró imprimirle a la danza un pensamiento musical contemporáneo. Fue gratificante presenciar la aceptación del público ante la escucha de este patrimonio musical rescatado, cuyo objetivo es incorporarlo al repertorio de concierto y a los programas de estudio de la enseñanza artística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.