Chalena Vásquez: un merecido homenaje

Christina Carballo, estudiante de musicología

Para concluir el XI Coloquio Internacional de Musicología la sala Manuel Galich acogió en una de sus últimas ponencias, una mesa que devino homenaje a la musicóloga Chalena Vásquez, moderado por la maestra María Elena Vinueza. El inicio de la conferencia fue la visualización de un documental realizado por uno de los canales educativos de Perú (programa con el que la investigadora compartió en reiteradas ocasiones su conocimiento a forma de asesorías musicológicas) a modo de homenaje, en el que se explora la personalidad de Chalena en todas sus facetas. Musicóloga etnográfica que se enfocó en el estudio de construir conocimiento científico de la historia oral. Influenciada por la música argentina, colombiana y de otros países latinoamericanos no solo se limitó a la investigación, sino que se desempeñó como cantante, directora de coro, pianista entre otras cosas. El audiovisual recorre la vida de Chalena e incorpora testimonios de personalidades allegadas a ella que aumentan su valor.

Con la sala llena de emociones culminó el documental y comenzaron las intervenciones de los ponentes Olavo Alén, Kamilo Riveros y Laura Vilar. Fue el Dr Alén quien rompió el silencio cuando nos adentró en los estudios de Chalena a través de la caracterización de su generación. Mediante un lenguaje claro realizó un análisis de las obras premiadas en Casa de las Américas, tanto de él como de Chalena, con el objetivo de encontrar los nexos existentes entre ambas investigaciones.

Le siguió la intervención de Kamilo Riveros, la que más conmociones provocó precisamente porque se trata del hijo Chalena Vásquez. Aunque el joven investigador ya había estado otras veces en el espacio de la Casa de las Américas, esta vez se tornó más especial porque nos presentó de una manera muy completa, todo el alcance que tuvo la obra investigativa de su madre. Destacó de manera especial la concepción de Chalena de la musicología, quien la entendía como una forma de activismo de los derechos humanos y además siempre defendió el derecho a la cultura propia.

Dejando la sala con el sentimiento a flor de piel se le cedió paso a Laura Vilar quien (aunque brevemente) nos acercó a una Chalena más humana que siempre defendió sus raíces y los valores de su cultura. El encuentro culmino con la intervención de la musicóloga Carmen Souto que nos presentó la propuesta del Boletín Música como homenaje a Chalena. Se explicó que será el primer número de este año y que contará con comentarios e investigaciones dedicadas a la figura de la investigadora teniendo en cuenta todas sus posturas y facetas, los cuales serán inspiraciones de algunos de sus discípulos y compañeros. De manera especial y no prevista las últimas palabras estuvieron a cargo del embajador de Perú en la Habana, quien agradeció el homenaje y recordó de manera especial a la maestra Vásquez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.