Lélia Gonzalez y su Améfrica Ladina: vinculando mundos y saberes, tejiendo esperanzas

La Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA) ha convocado su congreso anual que tendrá lugar desde el 13 hasta el 16 de mayo de 2020 de manera virtual. En esta ocasión, bajo el título Améfrica Ladina: vinculando mundos y saberes, tejiendo esperanzas, LASA2020 pretende visibilizar la participación de las poblaciones indígenas y de origen africano en el proyecto social del continente oculta en el apelativo América Latina, que acentúa los vínculos con Europa. Desde esta perspectiva aspira a fomentar un escenario que propicie la formación colectiva de un pensamiento atento a las desigualdades de clase, género, cultura y color de piel, y desarrolle prácticas que desafíen estas experiencias a partir del análisis de la estructura y dinámica del poder desde diferentes puntos de vista.

El término Améfrica Ladina fue planteado por la intelectual Lélia Gonzalez (1935-1994) hace más de treinta años partiendo de una profunda convicción antirracista. Esta categoría refleja su afirmación de que lo negro se negó como componente central de la construcción de América, mientras la latinidad se priorizó como fundamento de la construcción de nuestras sociedades. A partir de un proceso de blanqueamiento en el que desaparecieron los aportes de las poblaciones ancestrales, pretendieron despojarlas de su capacidad de agencia para devenir en objetos de la producción del conocimiento. Surge entonces esta noción para reconocer la resiliencia de los esclavizados y los indígenas ante la arremetida colonial. La propuesta de Gonzalez trasciende las limitaciones de carácter territorial, lingüístico e ideológico de la colonialidad para lograr una mejor compresión de la realidad regional.

LASA2020 nos invita a estrechar cada vez más los vínculos del legado intelectual internacional con las realidades, experiencias y enseñanzas ladino-afroamericanas, tomando como base las concepciones profundamente revolucionarias de Lélia Gonzalez. A continuación, les proponemos un breve acercamiento a su vida y obra.

Lélia Gonzalez política, profesora y antropóloga brasileña que dedicó su vida a denunciar el racismo y el sexismo como formas de violencia sobre las mujeres negras. Graduada en Historia y Filosofía, realizó posgrados en Comunicación y Antropología, además de cursos libres en Sociología y Psicoanálisis. Formó parte de un esfuerzo colectivo de legitimación intelectual protagonizada por el movimiento negro y feminista, durante el proceso de democratización de Brasil. Fue pionera en la crítica del feminismo hegemónico, cuya matriz euroccidental y burguesa perpetuó mecanismos de exclusión y superioridad hacia gran parte de las mujeres del planeta; y reflexionó sobre los diferentes caminos de resistencia de estas al patriarcado, demostrado por la historia de las mujeres negras e indígenas en Brasil, América Latina y el Caribe.

Su quehacer literario reveló una persistente preocupación por las demandas de las mujeres negras por lo que se erige como representante del feminismo negro. Gonzalez fue una de las primeras intelectuales de la región en debatir sobre la intersección entre las categorías raza, género y clase social en la vida de las mujeres negras mediante su concepto de amerifricanidad, con el cual nos invita a repensar las interrelaciones entre raza y cultura latinoamericana como un proceso sociohistórico de resistencia y reinterpretación de modelos culturales en América Latina, incorporando el modelo africano. Este concepto nace de su tránsito por países de América Latina y el Caribe, y su comprensión de rasgos culturales comunes presentes en países de esta región y Brasil. 

Primavera para as rosas negras (2018), es un libro en el que se compilan artículos, textos y testimonios de la intelectual brasileña, además de entrevistas inéditas con personas que trabajaron junto a ella. En la obra se demuestra cómo la activista teorizó y desarrolló un pensamiento propio para analizar la realidad social brasileña, especialmente acerca de la cultura, los colores de la piel y las relaciones sociales, al formular conceptos centrados en las experiencias negras en América Latina y el Caribe. Los textos constituyen un esfuerzo de la União dos Colectivos Pan-Africanistas para difundir y afirmar su legado. A continuación, compartimos un breve fragmento de «A categoria político-cultural da Amefricanidade», uno de los textos de Primavera para as rosas negras.

(…) Trata-se de um olhar novo e criativo no enfoque da formação histórico-cultural do Brasil que, por razoes de ordem geográfica e, sobretudo, da ordem do inconsciente, não vem a ser o que geralmente se afirma: um pais cujas formações inconscientes são exclusivamente europeias, brancas. Ao contrario, ele e uma América africana cuja latinidade, por inexistente, teve trocado o t pelo o d para, aí sim, ter o seu nome assumido com todas as letras: Améfrica Ladina (não é por acaso que a neurose cultural brasileira tem o racismo o seu sintoma por excelência). Nesse contexto, todos os brasileiros (e não apenas os “pretos” e os “pardos” do IBGE) são Ladinoamefricanos (…) O caráter tonal e rítmico das línguas africanas trazidas para o Novo Mundo, além da ausência de certas consoantes (como o L ou o R, por exemplo), apontam para um aspecto pouco explorado da influência negra na formação histórico-cultural do continente como um todo (e isto sem falar nos dialetos «crioulos» do Caribe). Similaridades aindamais evidentes são constatáveis, se o nosso olharse volta para as músicas, as danças, os sistemas de crenças, etc. Desnecessário dizer o quanto tudo issoé encoberto pelo véu ideológico do branqueamiento, é recalcado por classificações eurocêntricas do tipo «cultura popular», «folclore naciona», etc, que minimizam a importância da contribuição negra (…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.