Manuel Felguérez, el “desconocido” precursor del arte digital latinoamericano

por Cristina Figueroa

Este 8 de junio falleció en la ciudad de Zacatecas a la edad de 91 años Manuel Felguérez, uno de los grandes maestros del arte abstracto latinoamericano. Formó parte de la primera generación de artistas abstractos mexicanos en la década del cincuenta -vinculado con la llamada “Generación de la ruptura”- incorporando en su obra diversos estilos como el geométrico-constructivista, el informalismo y el expresionismo abstracto. Durante su vida se desempeñó como investigador en la Universidad de Harvard, además de impartir clases en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM. Recibió varias distinciones a lo largo de su carrera: el Segundo Premio de Pintura en la Primera Trienal de Nueva Delhi, India (1968); el Gran Premio de Honor en la XIII Bienal de São Paulo, Brasil (1975), la Beca Guggenheim, Nueva York (1975), el Premio Nacional de Ciencias y Arte en el área de Bellas Artes, México (1988), y en 1993 fue designado Creador Emérito por el Sistema Nacional de Creadores de Arte de México.

Manuel Felguérez y Mayer Sasson. La máquina estética. 1983

Pero lo que no todos conocen es que Felguérez fue, además, un pionero del arte digital en México.

Dentro del desarrollo del arte digital latinoamericano, con Argentina y Brasil a la cabeza desde los años sesenta, México no generó un fuerte movimiento, a pesar de ser uno de los países que en la década del setenta tuvo la mayor recepción de tecnología en el continente. Fue precisamente con la incursión de Manuel Felguérez en el mundo digital a principios de los años setenta que comienza a hablarse de esta manifestación en México y es esta contradictoriamente, una de las etapas menos conocidas del pintor.

Manuel Felguérez y Mayer Sasson. La máquina estética. 1983

Felguérez fue de los primeros en investigar las posibilidades del uso de la computadora como generadora de obras a partir de análisis de esquemas; y desarrollar un software de programación (en lenguaje FORTRAN) que creaba diseños a partir de cálculos matemáticos y patrones compositivos. En 1975, tras la obtención de una beca Guggenheim en Estados Unidos, fue comisionado por la Universidad Nacional Autónoma de México para proseguir sus estudios en el Laboratory for Computer Graphics and Spatial Analysis de la Universidad de Harvard. Allí continuó, junto al ingeniero en sistemas Mayer Sasson de Nueva York, con sus investigaciones sobre la producción “infinita” de nuevos ideogramas a través de un programa derivado de la aplicación de la teoría de Identificación de Sistemas.

“Como se sabe, puede dotarse a una computadora de inteligencia artificial que le permita tomar decisiones inteligentes. Pues bien, si en este caso en el proceso de alimentación del aparato la mayoría de las órdenes corresponden a juicios estéticos, o sea a decisiones de orden emotivo, podemos afirmar que fue posible dotar a la computadora de una sensibilidad artificial (…)”[1]

Manuel Felguérez y Mayer Sasson. La máquina estética. 1983

Estas investigaciones de Felguérez le permitieron llevar a cabo una de las más interesantes experiencias de arte digital de los años setenta que fueron recogidas en dos imprescindibles publicaciones de la época, El espacio múltiple (1978), y La máquina estética (1983), ambos editados por la UNAM y en los cuales es representado técnicamente todo el proceso cibernético que posteriormente transmitiría a su obra gráfica y pictórica de forma constante.  

La Casa de las Américas conserva en su biblioteca un ejemplar de este rara avis dentro de la producción del artista; así como algunas serigrafías en cuyos procesos seriados y en el uso de patrones se puede reconocer la influencia de estas previas investigaciones con sistemas binarios en su reconocido universo pictórico.

Reconocer el aporte histórico de Felguérez a la historia del arte digital latinoamericano es saldar una deuda con este creador. Un visionario y soñador al cual debemos muchas lecciones en el arte contemporáneo.

Manuel-Felguerez. ST, serigrafía. Col Arte de Nuestra América



[1] Manuel Felguérez y Mayer Sasson. La máquina estética. Universidad Nacional Autónoma de México. 1983

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.