Lorenzo Homar: renovación, tradición artística y amistad con Cuba

por Gabriela Ramos Ruiz

Uno de los grandes amigos de Cuba y de la Casa de las Américas fue Lorenzo Homar Gelabert (1913-2004). Artista total puertorriqueño, desarrolló una obra vasta y versátil que lo sitúa entre los más reconocidos creadores boricuas, caribeños y latinoamericanos. Su labor no se limitó al desarrollo de su carrera como autor, sino también como un maestro que durante años contribuyó a la formación de generaciones de artistas en ese espacio tan caro a la tradición gráfica de Puerto Rico que es el “taller”.

Pintor, grabador, cartelista, ilustrador de libros, calígrafo, impresor, escenógrafo, diseñador de prendas y docente, cursó estudios en la Liga de Estudiantes de Arte (1930), en el prestigioso Instituto Pratt (1939) de Nueva York y en la Escuela del Museo de Arte de Brooklyn. Cuando regresó a Puerto Rico en 1950, fue cofundador del Centro de Arte Puertorriqueño, y al año siguiente comenzó a desempeñarse como artista y director de la sección de gráfica de la División de Educación de la Comunidad (DIVEDCO), hasta 1956. Entre 1957 y 1973 dirigió el Taller de Artes Gráficas del Instituto de Cultura Puertorriqueña, donde compartió con colegas y alumnos que luego continuaron su labor entre el grabado, el cartel y el magisterio.

Su relación con Cuba y la Casa de las Américas se consolidó durante la década de los setenta, y continuó durante los siguientes años, como dan fe los documentos de correspondencia archivados en su expediente del Programa Memoria de la institución.  En 1979 Homar participó en el III Encuentro de Plástica Latinoamericana y en la realización del mural conmemorativo por los veinte años de la Casa.

Su amistad con Mariano Rodríguez, artista que fuera Presidente de la institución, favoreció el intercambio intelectual y artístico que se evidencia en la correspondencia atesorada por el Programa Memoria del centro. Esa diáfana y sincera relación con Cuba le hizo donar una parte significativa de algunas de sus obras más importantes a la Colección Arte de Nuestra América Haydee Santamaría, tal como evidencia el cable enviado a Lesbia Vent Dumois el 15 de marzo de 1981: “De suma importancia y honor para todo artista latinoamericano el integrar la colección permanente Casa de las Américas”. Esta tradición fue refrendada por sus hijas Laura y Susan Homar en 2014 durante la celebración del Ciclo de Pensamiento Social Caribeño Ser boricua, con la donación de dos nuevas piezas para la colección.

Las obras de Homar que forman parte del patrimonio que resguarda la Casa de las Américas incluyen grabados y carteles que son fiel muestra de la pluralidad de lenguajes, soluciones visuales y comunicativas en el empleo de uno y otro medio. Así, hay una muestra de carteles culturales boricuas, los realizados para los Juegos Panamericanos de San Juan (1979), al igual que grabados tan hermosos como Unicornio en la isla (1965).

Ballets de San Juan, 1972
Juegos Panamericanos de San Juan, 1979
Unicornio en la isla, 1965

En 2014 la Casa de las Américas conmemoró su centenario con sendas exposiciones que mostraron algunas de las piezas perteneciente a su tesauro (Lorenzo Homar: 20/100), así como el homenaje de los grabadores cubanos por la celebración de su natalicio (Lorenzo Homar: Tributo Gráfico Cubano). Ambas exhibiciones se vieron nutridas con los carteles de presentación realizados por dos diseñadores de nuestro Departamento de Comunicación e Imagen: Lyly Díaz, en el caso de la primera, y Pepe Menéndez, para la segunda. Este último, quien dirige además la sección de Diseño de Casa,  realizó la obra …puntos y aparte, que se incluyó en el portafolio de los grabadores cubanos como cartel conmemorativo por el centenario de Homar en Cuba. También formaron parte de las jornadas dos presentaciones de su discípulo Antonio Martorell, los relatos y testimonios de los artistas cubanos Lesbia Vent Dumois y Manuel López Oliva, y los estudios de alumnos de la carrera de Historia del Arte de la Universidad de La Habana sobre diferentes aspectos de su trabajo y la trascendencia artística regional de su obra.

(Susan Homar (hija) en la inauguración de la exposición Lorenzo Homar: Tributo Gráfico Cubano, Taller Experimental de Gráfica de La Habana, junio de 2014)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.