León Ferrari: tan polémico como poético *

Por Silvia Llanes Torres ( Directora de Artes Plásticas de la Casa de las Américas)

«Planeta», 2003.

En 1983, Ferrari expone en la Casa de las Américas la muestra León Ferrari. Planos, heliografías y fotocopias, realizada en el mes de marzo y ubicada en el espacio de la Galería Latinoamericana. Desde finales de la década del 40 del siglo XX, había comenzado a expresar – a partir de diferentes medios técnicos – ; sus inquietudes artísticas y sociales.

Las esculturas en cerámica de la década del 50, las tallas en madera, las estructuras de alambre trenzado o soldado y la incursión en la escritura abstracta, lo sitúan entre los artistas más experimentales del momento; y también uno de los más críticos. La concepción novedosa con que asume la obra Cuadro escrito en 1964 y la propuesta de 1965 de La civilización occidental y cristiana, una pieza instalativa controvertida y crítica, lo sitúan en el camino del arte conceptual y las expresiones de denuncia a la guerra, la tortura, la intolerancia y La religión.

«Licopodio 9», 1980.

Sorprende en 1983 con una concepción diferente del arte, el uso de sellos, fotocopias, letraset, cuños y recursos que aluden a la reproducción de la imagen, sirven como soporte a las composiciones rítmicas, la exquisitez del dibujo y la línea móvil y ligera.  Al tiempo que incluye la visión abstracta de sus esculturas metálicas, poéticas y vibrantes en construcciones de alambre. La acogida del público y la prensa estuvo marcada por la impresión ante la sensibilidad del artista y la forma en que empleaba los medios de reproducción comercial como solución técnica.

«Opus 142. Estructura vibrante», 1981.

Sus múltiples “regresos” a la Casa de las Américas: en 2009, durante el Año Cinético, en 2018 como parte de la muestra colectiva Pioneros del Arte Digital y en 2019 en la exposición Rostros del Arte Argentino, organizada por Casa y el Centro Hispanoamericano de la Cultura, han permitido promover, compartir y debatir la obra de uno de los más importantes artistas contemporáneos.

Su producción, donada, en diferentes ocasiones a la Casa de las Américas, con una sólida representación de piezas bidimensionales (collages, grabados, heliografías, entre otros), instalativa y escultórica, además de libros objetos – forma parte de la colección Arte de Nuestra América Haydee Santamaría.

«Hombres», 1984.

León Ferrari, un artista visual argentino que cumple 100 años, sorprende aún por su riqueza experimental, la profusión de soluciones plásticas, la capacidad de ofrecer múltiples medios de expresión, a veces, absolutamente inusitados, pero sobre todo, por su arte que se resiste al paso del tiempo, como toda obra resultado de la experimentación y alusiva a los temas esenciales de la existencia humana.  

Su obra es la expresión de otra belleza, diferente, con un matiz lúdico, la mordacidad crítica y fundamentalmente por su carácter inquieto y a la vez esperanzador.

* Este título hace alusión al texto que acompañó la muestra personal de León Ferrari durante el Año Cinético, (Año temático dedicado al arte cinético, Casa de las Américas, 2009) y que formó parte del programa de las exposiciones por los 50 años de la Casa de las Américas y los 25 de la Bienal de la Habana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.