María Seoane fue distinguida como Ciudadana Ilustre

Visiblemente emocionada, la periodista, escritora y militante de DDHH agradeció las palabras de varias personalidades de la política, la cultura y los medios, ante este reconocimiento. La Casa de las Américas, se suma a la felicitación a quien fuera parte del jurado en el Premio Casa en el apartado de Testimonio en el año 1991.

Por Cristian Vitale

La legislatura porteña acaba de nombrar como Ciudadana Ilustre a la experimentada periodista y escritora María Seoane por su trayectoria profesional, y su compromiso en la lucha por los Derechos Humanos. El acto se desarrolló durante el mediodía del lunes, en el Salón Dorado de la Legislatura de CABA, y contó con las presencias y ponencias del propulsor del proyecto, el diputado porteño por el Frente de Todos, Santiago Roberto; el director general del Grupo Octubre, Víctor Santa María; el Ministro de Cultura de Nación, Tristán Bauer, y la socióloga e historiadora Dora Barrancos. “Quisiera destacar que para nosotros, más allá de tus antecedentes como escritora y periodista, tu valor agregado tiene que ver con tu vida de lucha, con tu militancia política y social en defensa de los Derechos Humanos, aún en los tiempos más difíciles de nuestra Patria… es muy necesario contar, en este camino de reconstrucción nacional, con compañeras como vos”, abrió Roberto, con su mirada clavada, espejada, en los ojos de María.

A las palabras de uno de los autores del proyecto votado de manera unánime por la Legislatura –la otra autora fue la diputada María Rosa Muiños-, le sucedió un compilado audiovisual en que amigos, amigas, allegados y colegas de la periodista le hicieron llegar sus salutaciones vía virtual. Entre ellos y ellas, la periodista y escritora Miriam Lewin, quien la definió como “una locomotora, un cúmulo de energía”; el doctor en antropología Alejandro Grimson, cuyas palabras destacaron el valor “impresionante” de las contribuciones de Seoane; Gustavo “Gato” Sylvestre, cuyo testimonio destacó la pasión con que la homenajeada se dedica a la labor periodística; el político Leopoldo Moreau, quien puso el foco en el aporte invalorable de la escritora para consolidar la democracia; Hebe de Bonafini, cuyas palabras giraron en torno al mucho tiempo que hacía que Seoane merecía tal distinción; el historiador Felipe Pigna, que destacó a María como una de las “mejores periodistas de investigación que hay en el país”, y Estela de Carlotto, cuyo testimonio instó a Seoane “seguir juntas”, por todo lo que hace falta hacer en la Argentina. También dejaron sus testimonios virtuales la periodista Cynthia García, y la embajadora argentina en Rusia, Alicia Castro.

Acto seguido, y ante la visible emoción estampada en el rostro y en los gestos de Seoane, se expresaron los integrantes de la mesa presencial. Empezó Bauer: “Te están dando esta distinción en la semana del 24 de marzo, una fecha de conmemoración que nos remite a muchos lugares: al dolor, la tristeza y la pena, pero también a la lucha y al ejemplo de los treinta mil compañeros y compañeras desaparecidos y desaparecidas”, dijo el ministro, que también recordó la etapa en que ambos lucharon juntos por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, al tiempo que la impulsó a “continuar la lucha”.

A las palabras de Bauer le sucedieron las de Barrancos. “Hay pocas figuras con la integralidad de María, una inmensa mujer”, sentenció la historiadora y socióloga, y continuó: “Comunicadora, mujer de letras, e incluso mujer de la historia -aunque a veces no te lo creas- quiero decirte todo lo que te amamos, porque hay poca gente puede ilustrar lo que Eladia Blázquez ha dicho´vos no transitás ni vivis! vos honrás la vida!´”. Tras los sentidos aplausos presenciales, habló Santa María junto a quien Seoane escribió el libro Juan Perón, ese hombre. “Transitamos un camino juntos, y eso me honra. Siempre digo que ella es ese tractor que nos empuja todo el tiempo a tirar ideas, a proponer cosas nuevas… es muy difícil mantener la conducta y las convicciones durante tanto tiempo”, señaló el director general del Grupo Octubre, comparando tales condiciones de María con las que tenía Rodolfo Walsh.

Finalmente le tocó el turno a la homenajeada. Conmovida por los efectos emocionales del reconocimiento, Seoane manifestó: “A veces la vida se transforma en un juego de espejos porque a todos los compañeros y las compañeras que acaban de hablar, yo también los admiro y los quiero mucho”, manifestó ella, con un nudo en la garganta. “La distinción me enorgullece también porque soy una porteña tremenda. Amo esta ciudad extraordinaria en su historia, pero que ha tenido períodos oscuros, muy oscuros. ”Quiero dedicar este premio a la memoria de los compañeros desaparecidos, de las compañeras desaparecidas, y a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo…” también recibo este premio como un compromiso: tenemos que mejorar esta ciudad”, cerró María, tras recibir el diploma de parte de Santiago Roberto, y la medalla, de manos de Muiños, y ante las presencias también físicas de la diputada porteña Claudia Neira; y de los diputados Claudio Morresi y Matías Barroetaveña.

María Seoane registra un largo trayecto profesional como escritora y periodista. Desde hace dieciséis años es asesora editorial de la revista Caras y Caretas, y directora de contenidos editoriales del Grupo Octubre. En su pasado reciente, entre 2009 y 2015, ofició como Directora de Radio Nacional. Más atrás en el tiempo, durante las décadas del ochenta y del noventa, trabajó en la revista Noticias, el diario Sur, el semanario El Periodista y la revista Qué. También fue editora de política y editora jefe de Suplemento Zona, de Clarín. En su rol como escritora, se destacan sus libros Todo o nada (biografía de Mario Roberto Santucho), El burgués maldito (sobre el itinerario de José Bel Gelbard), El saqueo de la Argentina; Nosotros: apuntes sobre pasiones, razones y trampas de los argentinos entre dos siglos; Bravas (trabajo basado en las vidas de Alicia Eguren de Cooke y Susana Pirí Lugones), y el más reciente Che, Masetti, Walsh | Prensa Latina, publicado por Editorial Octubre en 2020. Seoane también tuvo su incursión en cine, como codirectora del documental Gelbard, la historia secreta del último burgués nacional y directora del largometraje de animación Eva de la Argentina.

Tomado de Página/12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.