Adelaida de Juan: 90 años

La Casa de las Américas, al llegar la fecha en que conmemoramos el aniversario 90 del nacimiento de Adelaida de Juan, ha querido mostrar en esta página las portadas de sus libros y sus artículos de revistas, los que sentimos tan cercanos por que la Casa, sus exposiciones, los artistas aquí presentes, son, en muchos casos, materia de lúcido análisis o privilegiado testimonio. Sirvan estas imágenes para invitar a recorrer la importante obra de la profesora y crítica, imprescindible para comprender nuestro destino como nación y esos vínculos fundamentales que a través del arte nos conectan con Nuestra América. Compartimos además un texto de su hija y albacea, la escritora Laidi Fernández de Juan. (La Ventana)

Una galería para Adelaida de Juan

Por Laidi Fernández de Juan

Como toda buena crítica, no dispuso nunca de una galería donde exhibir las obras plásticas que más le gustaban. Como buena esposa en los años cincuenta, y buena compañera de un hombre ilustre, jamás ocupó espacios para los libros suyos y ajenos que más le interesaban, y como extraordinaria maestra, priorizó las clases –que asumía como misión en la vida–, por encima de su propia creación. Jamás reclamó nada para ella, porque solía plegarse a las necesidades de los demás, y su forma de ir por el mundo casi de puntillas, hizo que quizás hoy, los más jóvenes no sepan quién fue, cuánto aportó a la cultura latinoamericana, ni la importancia de la obra de Adelaida de Juan.

De ahí que me satisfaga de manera especial la exhibición de sus libros más representativos, a pesar de los obstáculos actuales. Gracias a la Casa de las Américas, y a su Biblioteca, ahora mismo podemos asistir al milagroso espectáculo de contemplar, en forma virtual, portadas de más de diez libros escritos por la Dra. de Juan. Me resulta imposible seleccionar cuál es más lúcido en cuanto a la defensa sostenida de la mujer como objeto/sujeto del arte, cuál texto resulta imprescindible para el entendimiento del humor gráfico cubano, dónde se descubre al José Martí crítico de arte con mayor claridad, ni me atrevo a sugerir empezar a leer a Adelaida por el último de sus libros, su deliciosa autobiografía “Soy de aquí”. A resultas de mi incapacidad para señalar un volumen específico, me remito a agradecer que festejemos juntos el noventa cumpleaños de mi madre, precisamente en la Casa de las Américas. No con flores ni postales, no con tristeza ni con pena, sino diciendo al mundo:

“Ella está aquí, sus libros, sus análisis, sus defensas, su increíble magisterio; su consagración a la primavera del arte de nuestras tierras, todo está aquí, en estos libros que ponemos a disposición del público, celebrando nueve décadas de una vida fructífera”. Y cito… Hay otras formas de medir el tiempo. Esta es la que prefiere el corazón.

Julio, 2021.   

Un comentario

  1. Excelente manera de recordar y tenerla con uno, a esta imprescindible de nuestra historia del arte, como arte y como nación de grandes intelectuales, artistas y viceversa.
    Gracias a La Casa y a Laidi por este regalo desde un regalo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.