Paulo Freire: memoria viva

Diseño gráfico: Pepe Menéndez.

Por Tania Rendón Portelles

A horas de celebrarse el centenario del pensador y pedagogo Paulo Freire (19 de septiembre), la Casa de las Américas también se suma al homenaje sincero de quien tanto aportaría desde el juicio crítico y descolonizador a la educación popular en América Latina.

Desde la virtualidad, la Casa y el Centro Memorial Martin Luther King presentaron la primera edición cubana de su libro Pedagogía del compromiso. América Latina y la educación popular, publicado por el Fondo Editorial de la Casa de las Américas con el apoyo de la Fundación Rosa Luxemburgo.

Joel Suárez, coordinador del Centro Memorial Martin Luther King, comentó que fue un libro “armado” por Ana María Araújo Freire, su viuda, a partir del texto El grito manso, y al cual se le añadió, además, entrevistas, charlas y seminarios de ese pensador latinoamericano.

Suárez detalló que “es un libro de un Freire desde la madurez y que nos habla de un contexto muy singular, la América Latina a finales de los 80 que está entrando en los procesos democráticos después de la dictadura, pero también con la avalancha del neoliberalismo en América Latina. Y, por otro lado, Freire, tan socialista como tan cristiano, se nos presenta confrontando, con una lectura crítica de la experiencia del socialismo histórico en Europa del este y su fracaso”.

Asimismo, destacó que es un texto donde Freire camina la palabra y “uno encuentra todo tipo de reflexiones, donde su angustia política y pedagógica tiene un vínculo muy fuerte con su necesidad de reconstruir la esperanza”.

Agregó que el significativo pedagogo, desde su compromiso socialista, aborda la experiencia europea y cubana, e introduce una relación entre socialismo y democracia, y también revisita muchas zonas que tienen que ver con elementos de esos años tan importantes para las luchas populares y los procesos revolucionarios.

Joel comentó que igualmente podemos apreciar en el libro sobre la relación de Freire con el marxismo, la teología de la liberación, el trabajo popular, su experiencia al frente de la Secretaría de Educación en el estado de São Paulo y, esencialmente, su preocupación pedagógica.

“Cuestiones claves, según dijo, que hoy urge volver a profundizar en nuestros barrios y comunidades, porque aun cuando hagamos esfuerzos para atender y resolver los problemas materiales, también hay una acción educativa que debe partir de las realidades y sus creencias” para propiciar un movimiento educativo que permita la transformación de las personas en esas comunidades.

Jaime Gómez Triana, vicepresidente de la Casa de las Américas, apuntó que es una suerte tener en el fondo editorial de la institución el título Pedagogía del compromiso. América Latina y educación popular de Freire, y que resulta una alegría esta versión ampliada en español, la cual fue posible gracias a la colaboración con la viuda de Freire, quien trabajó con la Casa en su edición.

Explicó que el libro permite conectar con las ideas del reconocido pedagogo, con su pensamiento descolonizador, ya que Freire alimentó las bases de la educación popular en América Latina contra la derecha neoliberal.

El teólogo brasileño Frei Betto envió un emotivo mensaje por la conmemoración del centenario del nacimiento del filósofo brasileño, donde habló que este es un año de reflexión de lo que Freire ha dejado, y afirmó que no existiría Lula, el Partido de los Trabajadores, Evo Morales, Rafael Correa, y tantos otros líderes que han venido de los sectores populares y han asumido un importante y progresista protagonismo político en América Latina, si no tuviéramos la pedagogía liberadora de Paulo Freire.

Recordó que conoció a Paulo en 1964, en Brasil, a raíz de un golpe militar. Dijo que Freire no inventó una pedagogía sino que tenía antecesores inspiradores, y uno de ellos fue Martí; “cuando pienso de Martí en México y Guatemala descubriendo los valores de la cultura indígena, (…) con las clases y los obreros, una pedagogía que asociaba práctica y teoría, teoría y práctica, que superaba los academicismos elitistas y valoraba los trabajos manuales”.

Destacó que “o Paulo Freire ha leído a Martí, o Martí ha leído a Paulo Freire, y como esta segunda posibilidad es imposible –bromeó–, creo que Martí ha preparado la trayectoria, el camino de Freire”.

El teólogo brasileño recalcó que contrario a la ideología dominante capitalista, “toda gente tiene cultura, un campesino o un obrero que nunca ha ido a la escuela, tiene cultura, no hay nadie más culto que otro, hay culturas distintas y socialmente complementarias, y eso Freire nos los ha enseñado”.

Por último, ahondó que hay que “tornar realidad esa pedagogía que viene de Martí, de tantos otros educadores y educadoras que han descubierto que la verdadera educación no es trasmitir nuestro patrimonio cultural a los demás, o no es solamente esto, sino mucho más, es sobre todo rescatar la dignidad humana de cada persona y despertar su conciencia crítica y su protagonismo político como capaces de cambiar esta realidad injusta para una realidad justa, de esta realidad de opresión para una realidad de emancipación, esta realidad de exclusiones para una realidad de integraciones, inserciones.”

Como parte del homenaje, Katherine Murphy, directora estadounidense, entregó breves minutos de Paulo Freire en Chicago, en 1977, durante el Encuentro de “Educación para la Transformación”, convocado por la Alternative Schools Network (Red de Escuelas Alternativas), donde Freire habla del papel de Cuba en África y opina que “si hoy muriera, moriría contento, porque he visto lo que significa la solidaridad”.

Se inauguró en la Biblioteca José Antonio Echeverría, de la Casa de las Américas, la muestra bibliográfica “100 años de Paulo Freire: La educación popular en la América Latina y el Caribe”, parte de la colección institucional que atesora unos 3 500 títulos relacionados con la educación popular.

Abel Prieto, presidente de la Casa de las Américas, destacó que la celebración del centenario es una fecha trascendente para todos en nuestra América, por ese pensamiento de Freire revolucionario, emancipador e innovador, “no asociado a los criterios verticalistas que tanto daño han hecho”.

Refirió que la exposición es muy valiosa, porque la colección que atesora la institución es riquísima relacionada con la educación popular.

Rosa Marina González, directora de la Biblioteca, expresó que en la pequeña muestra expositiva –que se exhibirá hasta el primero de octubre y se encuentra abierta al público– se puede apreciar La pedagogía del oprimido, su primer libro publicado en 1970, y La pedagogía de la pregunta, que es donación de él como autor.

También, se recoge un poco de historia, desde el Primer Encuentro Latinoamericano de Cultura, Comunicación y Educación Popular, realizado en 1983 en la Casa de las Américas, donde aparecen documentos de diferentes acciones sociales de América Latina y el Caribe que se hicieron para esta cita, así como cartas de agradecimiento a Mariano Rodríguez, entonces presidente de la Casa.

Autores representativos de la educación popular, muchos de los cuales han donado sus libros a la Casa, como Oscar Jara, Carlos Núñez, Pedro Pontual, Frei Betto, entre otros; revistas sobre las acciones populares que se realizan en Perú, Argentina, Guatemala; técnicas de acción participativa, diapositivas con grabaciones de cuentos infantiles, juegos didácticos para diferentes edades, gráficas de varias naciones vinculadas a la participación dentro de la comunidad, conforman la exhibición dedicada a Freire.

La exposición incluye una de las técnicas participativas más importantes para dar continuidad al libro de Freire La pedagogía de la pregunta, uno de los métodos más conocidos y que en esta ocasión se concibió para aquellos que visiten la muestra.

Se presentó por primera vez en la Biblioteca un documento sobre la colección bibliográfica de educación popular en América Latina que resguarda la Casa, enriquecida con libros, folletos, revistas, memorias de eventos, manuales, audiovisuales, convocatorias, publicaciones seriadas, juegos didácticos y otros textos relacionados con la temática.

Un comentario

  1. Paulo Freyre un gran pedagogo, nosotros en mi mi ciudad natal Holguìn en la agricultura combinamos las enseñanzas de la educación popular con la extensión agraria, utilizamos sus herramientas de socialización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.