Orden Carlos J. Finlay a la Casa de las Américas

Por Laineris Carbonell

Junto a otros científicos e instituciones, el colectivo de la Casa de las Américas ha sido acreedor de la Orden Carlos J. Finlay, en reconocimiento a su actividad investigativa, en la que ha obtenido resultados de alto valor científico e impacto para la sociedad.

La Orden Carlos J. Finlay, máxima distinción que entrega el gobierno cubano a nacionales y extranjeros por sus aportes al desarrollo de la ciencia en beneficio de la humanidad, se confirió este 23 de diciembre, de acuerdo con la fecha del decreto, y su entrega está prevista para el mes de enero.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, como organismo rector de la actividad científica en Cuba, eleva a los candidatos a la Orden, y el Presidente de la República los aprueba en virtud de las atribuciones conferidas en la Constitución. Llega de esta manera el mayor estímulo a quienes ofrecen lo mejor de sí mediante la investigación científica.

La Orden Carlos J. Finlay se estableció el 21 de enero de 1928 para estimular a científicos, físicos y funcionarios (nacionales y extranjeros) por excepcionales méritos en la esfera de la salud pública y el bienestar social.

En 1981, por iniciativa del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, la Orden se reinstauró con un nuevo diseño, el de estimular a «compañeros y colectivos en reconocimiento a su amplia actividad científica, investigativa y docente, cuyos resultados contribuyen de manera destacada al prestigio y desarrollo de la ciencia en nuestro país.»

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.