Revista «Paradigma» no. 9: la memoria necesaria de la Conferencia de la OLAS

Por: Sandra Marta Paul

La reflexión pausada sobre lo que significó el movimiento latinoamericano de solidaridad en los años 60 del pasado siglo es ante todo un ejercicio de total actualidad. Así se demostró este martes en la Casa de las Américas durante la presentación del número 9 de la revista Paradigma del Centro de Estudios Che Guevara, publicada por Ocean Sur, que estuvo a cargo de la doctora María del Carmen Ariet García.

No es preciso ser un especialista para percibir al vuelo el valor de este número de la publicación que, prologado por el recientemente fallecido Ricardo Alarcón de Quesada, a quien se hizo respetuosa recordación, recoge en diferentes materiales las ideas del Che, Fidel y Haydee Santamaría sobre cómo impulsar y robustecer el movimiento revolucionario en el continente.

En la presentación la doctora Ariet no solo abundó sobre el aporte de esta edición de Paradigma a una comprensión amplia de lo que fue la Conferencia de la Organización Latinoamericana de Solidaridad (OLAS) y su antecedente inmediato la Conferencia Tricontinental celebrada en La Habana en 1966, sino que subrayó los desafíos del escenario político latinoamericano y mundial de entonces, así como su permanencia y complejización en la actualidad.

Los jóvenes líderes de la Revolución Cubana en aquella tribuna defendieron la comprensión, probablemente obvia ahora, de la importancia de acoger en la OLAS a todas las tendencias revolucionarias de ese momento, al margen de su nivel de radicalismo o sus matices. Cuba alertó sobre los riesgos del sectarismo y el dogmatismo; al tiempo que destacó la necesidad de un movimiento revolucionario que tuviera espacio para todos los que quisieran luchar contra el imperialismo en el continente.

A propósito, la doctora Ariet García, enfatizó en las palabras de Fidel pronunciadas en el discurso de clausura de aquel encuentro de 1967, donde el líder revolucionario reflexionó sobre los riesgos de asumir el pensamiento de Marx de una manera dogmática y rígida.

En la misma línea de pensamiento, Haydee Santamaría, presidenta de la Conferencia de la OLAS, deja claro que no es preciso militar en un partido comunista para ser marxista-leninista y que la OLAS resultó mucho más que un encuentro de partidos comunistas del continente para erigirse como un espacio contra el imperialismo y por la justicia. Precisamente, esta nueva edición de Paradigma recoge la entrevista en la que Haydee emite este criterio en su sección «En la memoria», diálogo que se publicó también en el número 45 de la revista Casa de las Américas, en 1967.

La también presidenta de la Casa de las Américas explica de forma conmovedora la elección del comandante Ernesto Che Guevara como Presidente de Honor de la Conferencia de la OLAS y el hecho de que la propuesta no partió de la delegación cubana, lo que evidenció el reconocimiento de la figura del guerrillero heroico entre las fuerzas de izquierda en el continente.

El número nueve de Paradigma contiene además varias sorpresas. Como parte del compendio de discursos y declaraciones de las delegaciones asistentes al encuentro de OLAS destacan las palabras pronunciadas por Storkely Carmichael, invitado de honor, quien dejó claro que tanto los pueblos latinoamericanos como los luchadores por los derechos civiles en los Estados Unidos tenían un enemigo común.

La publicación también destaca por el valor del testimonio gráfico que recoge. Los importantes textos, entre los que sobresalen discursos del Che, un ensayo de su autoría, los mensajes a la Tricontinental y fragmentos de su Diario en Bolivia, entre otros materiales, se complementan con fotografías de la época, fundamentalmente, de la Conferencia de la OLAS en La Habana en 1967. Todo ese material nos acerca al espíritu del momento, donde tenía lugar cambios trascendentes como parte de la lucha por un mundo mejor.

En sus palabras de cierre la doctora María del Carmen Ariet aseguró que OLAS y la Tricontinental fueron esfuerzos tremendos de Cuba para unir a los revolucionarios de cualquier tendencia.

Además, subrayó que su estudio y la puesta en valor de las reflexiones e ideas planteadas por los participantes cobra especial importancia en los tiempos actuales, por las luchas que todavía se libran contra el imperialismo.

En este sentido, Abel Prieto, presidente de la Casa de las Américas, resaltó en su cuenta de Facebook la inclusión en el número de la “interesante entrevista con Haydee Santamaría, quien tuvo un papel protagónico en esta organización y en la Conferencia misma”.

También llama la atención sobre las palabras de Ricardo Alarcón que aparecen en el umbral de la revista, quien subraya: «Para Fidel, la OLAS «era el símbolo de otras olas, que son las olas revolucionarias, de un movimiento que se crespa», es la representación de un movimiento donde los pueblos seguirán en lucha y la unidad antimperialista será la fuerza genuina de la victoria, con el compromiso de que «el deber de todo revolucionario es hacer la Revolución».»

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.