Memoria y presente de las raíces indígenas cubanas

Por: Dayana Mesa Giralt

Jaime Gómez Triana, vicepresidente de la Casa de las Américas y director del Programa de Estudios sobre Culturas Originarias de América, junto al periodista y activista Geovanis Ramírez Rojas, descendiente de la gran familia indocubana Ramírez Rojas.

Un momento especial del V Coloquio Internacional de Estudios sobre Culturas Originarias de América constituyó la presentación del panel «Indigeneidad cubana», moderado por el director del Programa de Estudios de Culturas Originarias de América, Jaime Gómez Triana, donde se ofrecieron pormenores de la novela gráfica en producción, Héroes anónimos: El Regimiento Hatuey y la Batalla de Sao del Indio, del autor Mario Picayo e ilustrada por Ángel Velazco.

Dicha edición tiene como objetivo destacar la relevancia de la participación de mambises de ascendencia indocubana en las luchas independentistas cubanas.

Mario Picayo, Latino Artists Round Table

A partir de investigaciones históricas ampliamente fundamentadas, personajes bien caracterizados e imágenes atractivas se busca propiciar el acercamiento del público, principalmente juvenil, a esta parte de la historia cubana que está, de acuerdo con su autor, insuficientemente abordada.

Asimismo, se agradeció la comparecencia del periodista y activista guantanamero Geovanis Ramírez Rojas, quien abordó la historia de la gran familia indocubana Ramírez Rojas, de la que es integrante y cuya supervivencia desmiente el mito de extinción de los indios en Cuba, y se demuestra la permanencia de estas comunidades en las montañas del Oriente del país, en particular, en Guantánamo, donde se conservan valores y saberes ancestrales, y conviven actualmente muchos de esos descendientes.

Ramírez Rojas expuso la herencia ancestral de su familia asentada en recónditos parajes de la geografía guantanamera, donde guiados por el Cacique Francisco (Panchito) Ramírez Rojas, se preservan valores, hábitos, ritos y saberes.

Además, precisó que de este linaje aún pueden encontrarse huellas y familias aisladas desde la cordillera de la Gran Piedra en Santiago de Cuba hasta el Valle de Guantánamo, en lugares como Yerba de Guinea, Ramón de las Yaguas, Tiguabos, Yateras y Manuel Tames.

Con gran emotividad Geovanis Ramírez Rojas defendió su raíz indocubana y el orgullo de que sus antecesores aparezcan en libros y registros de la época como participantes en las guerras mambisas, muchos de los cuales brindaron sus casas como refugio a las tropas cubanas y otros participaron directamente en combates y batallas. 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.