Una cumbre neofascista en Nuestra América

Declaración de la Casa de las Américas

Morir por amor (1973), serigrafía de Roberto Matta.

Ante el triunfo en la América Latina de gobiernos progresistas aupados por la fe en cambios reales y el descontento hacia políticas devastadoras impulsadas por sus contrincantes, era de esperar que la derecha emprendiera el contrataque.

Como parte de este, los días 18 y 19 de noviembre –convocada por la Conferencia Política Acción Conservadora (CPAC)– tendrá lugar en México una cumbre de derrotados en la que brillarán Mauricio Macri, José Antonio Kast, Keiko Fujimori y Eduardo Bolsonaro (hijo del destronado Jair), y en la que no desentonarán personajes como Luis Fernando Camacho, Steve Bannon y Lech Walesa.

Basta mirar los nombres para darse cuenta de que no se trata hoy de rivalizar con aquella derecha ilustrada que enarbolaba los llamados valores liberales; sino de enfrentarse a la más desembozada reacción, e incluso al neofascismo.

La derecha en Latinoamérica y el Caribe, lo sabemos bien, es celosa guardiana de la democracia cuando las reglas del juego la favorecen. Pero si teme perder más que unas elecciones, algunos privilegios, echa mano sin pudor al más amplio espectro de la violencia, incluidos golpes de Estado (militares o judiciales) y, llegado el caso, también a torturas, desapariciones, masacres. Solo una vez consolidado su poder, vuelve a mostrar un rostro en apariencia más amable, hasta tanto las circunstancias no la lleven a apelar de nuevo a su costado feroz.

Hoy el mundo es testigo de un alarmante crecimiento de esa extrema derecha racista y xenófoba que atiza el odio desde los medios y las redes sociales y abomina lo mismo de inmigrantes y minorías que de moderados reformistas. La mentira como arma pretende barrer lo que la historia y la cultura han construido a lo largo de siglos.

Las esperanzadoras victorias de la izquierda en los últimos años en nuestra región deben ser defendidas. Nos corresponde desenmascarar todas las trampas y conjuras que amenazan los esfuerzos por expandir la justicia social y la reivindicación de los pobres de la tierra.

Roberto Fernández Retamar, en el último texto que escribió, “Notas sobre América”, se preguntaba qué destino podría esperarse para un mundo sumido en la barbarie por quienes consideran inferiores a otros seres y como tales los tratan, de modo similar a como actuaban los nazis.

Para evitar que esa barbarie se naturalice y prevalezca, la Casa de las Américas convoca a sus amigos del Continente, a todas las personas honestas de los más disímiles signos políticos, a unir sus voces para denunciar esta nueva ofensiva fascista, por nuestros más elementales derechos, nuestra dignidad y nuestras vidas.

La Habana, 17 de noviembre de 2022

8 comentarios

  1. Me gustaría que en esa pretendida justicia social que much@s, afortunadamente buscamos y luchamos todos los días por alcanzar, se introduzca el concepto remarcado por el Presidente Petro, el de justicia ambiental.
    Muchas gracias, enorme y profundo mensaje.
    Viva América Latina libre ✊

  2. LAS PARADOJAS DE PERÚ GOBERNADO VERDADERAMENTE POR EL LEGISLATIVO COLMADO DE DERECHISTAS RACISTAS: MIENTRAS AL PRESIDENTE CASTILLO SE LE IMPIDE VIAJAR FUERA DEL PAÍS, LA CONGRESISTA DERECHISTA KEIKO FUJIMORI, QUE TIENE CONDENA JUDICIAL SALE TRANQUILAMENTE A MÉXICO

    1. De acuerdo con unir fuerzas, en la elaboración de un pensamiento superador de nuestras limitaciones actuales en la perspectiva de un nuevo mundo y en la acción politica. Pero cuidado con confundir la decadencia antidemocrática occidental con lo que pasa en el mundo. Este mundo es ancho y ajeno al neofascismo y emerge esperanzador y respetuoso de lo diverso. Multipolar en síntesis.

  3. La región debe unirse indefectiblemente en la creación y concrecion de una moneda única del sur y un banco regional de desarrollo que, monetariamente y a través de acuerdos comerciales de intercambio entre los paises, frene el avance destructivo y extractivista de un EEUU cada vez con menos espacio geográfico de poder ante el desarrollo del gigante asiático lo que es, proporcional, al endurecimiento de su agresiva política contra los países del Cono Sur principalmente Argentina y Brasil pues, dominando al menos uno de ellos, tiene asegurado el fracaso económico, politico, social y cultural de la región. Saludos.

  4. Es la coyuntura para impulsar lazos de participación, unidad, organización y movilización de los recursos humanos y políticos ideológicos para recuperar nuestra voluntad de poder.
    No hay derecho en regalarles nada a la derecha y ultraderecha qie asola el mundo.
    Hay que recuperar y aportar nuevas formas de enfrentamiento al fascismo. Repensar como enfrentarlos con la «Batalla Cultural» es una lucha urgente.

  5. Coincido plenamente. Es muy peligroso el auge del fascismo, incluso en países que sufrieron la barbarie nazi. Las fuerzas progresistas de Nuestra América deben buscar y defender la unidad y no descansar en la educación política de las masas que por ignorancia en no picad ocasiones sucumben ante las mentiras y manipulaciones fadcistas

  6. Mi respaldo a esta declaración. Los ciudadanos honestos de Nuestra América debemos impedir que la barbarie fascista se siga extendiendo. Es un horror que no se puede repetir!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.