En «Conjunto» 205, el teatro callejero como impulsor de la comunidad, la comunión y la sociabilidad

Por: Dayana Mesa Giralt

Vivian Martínez Tabares, directora de Teatro de la Casa de las Américas y María Victoria Guerra Ballester, directora del Anfiteatro del Centro Histórico de La Habana

A la riqueza, variedad estilística, poética y los aportes del teatro de calle en Colombia dedica buena parte de sus páginas el número 205 de la revista de teatro latinoamericano y caribeño Conjunto de la Casa de las Américas.

Una decena de textos críticos, testimonios y acercamientos teóricos, que ven la luz en el número correspondiente al último trimestre del 2022, acercan a este movimiento paradigmático en el país latinoamericano, adelantó Vivian Martínez Tabares, directora de Teatro de la Casa de las Américas.

Explicó que a partir de una propuesta del dramaturgo y director colombiano Misael Torres se conformó un dosier que fue compilado finalmente por el director, actor y profesor Carlos Araque; en el que colegas, artistas, investigadores y líderes de grupos aceptaron el reto de escribir sobre sus experiencias y dinámicas creativas.

El joven actor, ensayista y docente argentino Federico Polleri, líder del grupo La Rosa de Cobre, de Mar del Plata

Desde de la distancia llegó a la sala Manuel Galich el video del joven actor, ensayista y docente argentino Federico Polleri, líder del grupo La Rosa de Cobre, quien como uno de los presentadores de la revista destacó los aspectos visuales y estéticos de Conjunto, el cuidado en la selección, edición y corrección de los textos; así como el recuento de las obras, los encuentros, festivales y las recomendaciones de libros a los que se puede acceder a lo largo del número 205.

Al ofrecer sus valoraciones sobre el dosier de teatro callejero, Polleri resaltó, “que sean artistas callejeros los que reflexionan sobre su trabajo, permite la construcción de un conocimiento muy implicado”.

De sus lecturas rescató la idea de pensar esa manifestación como espacio donde ética y estética se ponen de algún modo al servicio de la resistencia. “El teatro callejero no hace obras para la comunidad, construye la comunidad”, aseveró.

El artista argentino mencionó algunos textos que le parecieron interesantes del dosier, como el caso de “El teatro callejero una innecesaria necesidad”, de Carolina Chávez Gómez y Junior Bautista León, el cual recorre la historia del teatro callejero de Bogotá y contextualiza lo que el sector sufrió en el contexto de la pandemia de la Covid-19.

Asimismo, calificó de precioso el relato de origen dedicado al prestigioso grupo Teatro Tecal, en su primera incursión en el Parque Nacional. “Es una crónica que además reúne y condensa todos los elementos que para mí dan cuenta de la potencia estética, ética, conceptual y comunitaria que tiene el arte dramático en los espacios públicos”, afirmó.

Durante la exposición Federico Polleri se refirió a otros segmentos de la revista donde se valoran experiencias y encuentros internacionales, como el Festival Internacional de Teatro Progresista de Venezuela que tuvo lugar en 2022, donde se reseña la participación de elencos de Argentina, Cuba y el país anfitrión; la utilización de espacios recuperados y la recepción de obras con contenidos que dialogan con el contexto histórico político de la nación sudamericana.

Además, este acápite hace referencia a otros eventos realizados en Perú, México y al encuentro Tradición-Transmisión-Transgresión ocurrido en septiembre último, en el municipio Ayllon, de la provincia de Segovia, en España.

La teatróloga y directora del Anfiteatro del Centro Histórico de La Habana, María Victoria Guerra Ballester

De vuelta al intercambio con el público presente en la sala, la teatróloga y directora del Anfiteatro del Centro Histórico de La Habana, María Victoria Guerra Ballester -invitada también a presentar el texto- mencionó como un gran acierto de la revista manejar la idea de que “el teatro callejero no es solo la calle, también puede ser pensado en espacios que pueden ser una cárcel, la mente, el imaginario onírico y en lugares no convencionales”.

El número 205 de Conjunto pone a consideración de sus lectores dos textos teatrales: de Andreina Polidor, This is Salem, una deconstrucción de la pieza clásica Las brujas de Salem de Arthur Miller; y de César Rojas, Menguada la hora, versión teatral del cuento de Rómulo Gallegos, con la mujer y las relaciones familiares como protagonistas.

Guerra Ballester se detuvo, además, en el material escrito por Ana Julia Marko, «Hamlet, jaimlet y el teatro, nuestro último recurso», que aborda el trabajo en la escena de actores con diversidad funcional y neurológica, en este caso con Síndrome Down, y su paso por circuitos profesionales y festivales de teatro.

También resaltó la posibilidad que se brinda en la sección Leer el Teatro de aproximarse a la obra inconclusa del gran dramaturgo, director y actor Eduardo Pavlovsky, que ha sido recién publicada.

La teatróloga culminó su intervención con la felicitación al equipo editorial de la revista Conjunto, por haber sido distinguido en Venezuela con el Premio Rafael Briceño a la Trayectoria Internacional, en el marco de la décimoctava Feria Internacional del Libro de ese país (FilVen).

Las reflexiones en torno a la revista Conjunto no.205 cerraron con la visualización de los saludos enviados desde Venezuela, por Carlos Arroyo, director del Festival de Teatro Progresista; y desde Colombia, por Misael Torres, impulsor del dosier de teatro callejero que se privilegia en esta entrega.

REVISTA CONJUNTO NRO 205 | PDF

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.