Para Haydee: La magia de la danza

Fotos: Abel Carmenate

Giselle. Intérpretes Viengsay Valdés y Darío Hernández

Este domingo 15 de enero hubo un nuevo pretexto para descorrer las cortinas de la sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba. La función de La magia de la danza, llevada a escena por el Ballet Nacional de Cuba, bajo la dirección general de Viengsay Valdés, estuvo dedicada al centenario de la presidenta fundadora de la Casa de las Américas, Haydee Santamaría.

La magia de la danza es una antología que recoge importantes momentos del arte coreográfico del siglo XIX, en versiones de Alicia Alonso, e incluye fragmentos de Giselle (escenas del segundo acto), La bella durmiente del bosque (escenas del tercer acto), Cascanueces (escenas del segundo acto), Coppélia (escenas de los actos primero y tercero), Don Quijote (escenas de los actos primero y tercero), El lago de los cisnes (Escenas del segundo acto) y una escena de la Sinfonía de Gottschalk.

Como preludio de la función se escucharon las palabras de la Prima Ballerina Assoluta Alicia Alonso recogidas en el disco Palabra de esta América. Homenaje a una Heroína de la Patria. Hayde Santamaría. Testimonios y Poemas. Casa de las Américas, quien entre otros elementos de la personalidad de Haydee y de su relación con ella resalta: «La conocí personalmente en los primeros meses después del triunfo de la Revolución, y muy pronto descubrí en ella una gran sensibilidad, unida a su franqueza y sencillez. Desde entonces, y hasta el último día en que nos vimos, sentí que ambas podíamos comunicarnos. Haydee entendía siempre con rapidez lo que yo planteaba, e incluso tomaba la palabra para aclarar a los demás, a veces hasta con pasión polémica, los más mínimos detalles de mi punto de vista, esto siempre me llamó mucho la atención y fue el principio de que, como tantos otros artistas, empezara a ver en ella un importante apoyo moral para mi trabajo. Era una persona que le inspiraba a uno fuerza, ánimo y, sobre todo, trasmitía un principio de honestidad muy grande hacia la Revolución». 

Como complemento, también se pudieron ver diferentes imágenes que dejan constancia de la amistad y cercanía que había entre Haydee Santamaría y Alicia Alonso. Para la presidenta fundadora de la Casa de las Américas, la Prima Ballerina Assoluta era un «ejemplo de voluntad y firmeza». Convencida de ello le escribió en una carta: «Alicia, tienes en esta Patria Nuestra, no sólo el lugar de la primerísima bailarina, ese lugar que tienes en el mundo, aquí, en nuestra tierra, tienes algo más, tienes el lugar que le corresponde a una revolucionaria que ha sabido luchar contra todo por una verdad en el arte».

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.