Mario, la cámara Video 8 y nosotros

Esther Barroso || Me interesaba enfatizar en lo que no encontramos en sus biografías, cronologías y otros materiales consultados y que eran los pormenores de su vida habanera, en un edificio multifamiliar del barrio de Alamar, nacido a inicios de los 70 y levantado por los propios trabajadores que después lo vivirían.

Parece que fue ayer: MARIO

Laidi Fernández de Juan || La última vez que vi a Mario Benedetti en privado, era evidente que no le quedaba mucho tiempo de vida. Se alegró al vernos, y me preguntó por mis padres, por la vida en nuestro país, con particular énfasis en cómo marchaban las actividades del CIL (Centro de Investigaciones Literarias).

Mario: cien años

Casa de las Américas || Habíamos previsto dedicar a Mario el homenaje que merece. Las circunstancias nos obligan a restringir dicho homenaje a los medios y al espacio virtual. Aun así, nos gustaría que sus admiradores sintieran en este tributo todo el agradecimiento y el cariño de la Casa de las Américas al escritor, al amigo, al hermano que Mario fue. Que sigue siendo.