Adiós a Herminia Sánchez

Vivian Martínez Tabares || Se prodigó en múltiples proyecciones dentro y para la escena, pues fue también dramaturga, pedagoga, gestora y dirigente gremial. Si solo se hubiera dedicado a actuar, bastarían sus interpretaciones en «La casa de Bernarda Alba» y «Macbeth», con Berta Martínez, y «Morir del cuento», con Abelardo Estorino –que le mereció el Premio de Actuación Femenina de la UNEAC–, todas en Teatro Estudio, para calibrar su profesionalidad y talento, por la huella que dejó en la memoria de quienes la vimos.