Para defender el amor y la esperanza. Un panel a propósito del Código de las Familias

Qué mejor sitio para este encuentro que la Casa de las Américas, este lugar que Fidel y Haydee, Mariano y Roberto, Benedetti y Galich, soñaron como el espacio propicio para la reunión de la gran familia latinoamericana y caribeña, en un país que abrió sus puertas a muchos niños y niñas, adolescentes, jóvenes, hombres y mujeres de este continente, que les dio protección, alimento y amor.