Fidel Castro: “El nombre de Yeyé”*

El nombre de Yeyé está indisolublemente unido al prestigio de la Revolución en Cuba y en América Latina. Hay que decir que el trabajo que ella realizó en muchos campos, pero sobre todo al frente de la Casa de las Américas ha tenido una extraordinaria repercusión en el campo de la cultura, en la literatura de América Latina.

Llaman a combatir la colonización cultural estadunidense hacia Cuba

Fernando Camacho Servín || Al impartir una conferencia magistral en el XXXIII Congreso Latinoamericano de Sociología ALAS México 2022 –organizado por la Universidad Nacional Autónoma de México–, Abel Prieto, presidente de la Casa de las Américas, hizo un recuento del «hostigamiento” al que se ha visto sometido el país caribeño desde el triunfo de los revolucionarios liderados por Fidel Castro en 1959.

“Sin cultura no hay libertad posible”. Notas sobre las ideas de Fidel en torno a la cultura

Abel Prieto Jiménez || La cultura no fue jamás para Fidel algo ornamental. La llamó muchas veces “escudo y espada de la Nación”: el escudo que la resguardara frente a las influencias desintegradoras de nuestro núcleo identitario y la espada capaz de llegar muy lejos, así como de transportar y defender la verdad de Cuba en los sitios más remotos del resto del mundo.

Entrevista a Haydee Santamaría sobre OLAS

Revista Casa de las Américas || Haydee Santamaría presidió la Conferencia de la Organización Latinoamericana de Solidaridad (Olas), celebrada en La Habana entre el 31 de julio y el 10 de agosto de 1967, por ello la entrevistó la revista Casa de las Américas y publicó sus palabras en el número 45, noviembre-diciembre, 1967.

Actualidad de la gesta del Moncada

Atilio Boron || El triunfo de la Revolución fue la feliz culminación del asalto al Moncada -cuyo autor intelectual, según Fidel, no fue otro que José Martí- y también el potente grito de rebeldía que, años más tarde, reverberaría por toda Latinoamérica convocando a los pueblos a librar con renovados bríos sus luchas por la justicia, la democracia y para arrojar al basurero de la historia el yugo impuesto por el  imperialismo norteamericano.

De la Granjita Siboney a la gloria

Manuel Cabieses Donoso || En la madrugada del 26 de julio de 1953 comenzó la historia de la Revolución Cubana. Era un domingo de carnaval en Santiago de Cuba, la segunda ciudad más importante del país. En la cercana Granjita Siboney, presunto criadero de pollos pero en realidad un depósito de armas, se reunieron 136 revolucionarios, entre ellos dos mujeres, Haydée Santamaría y Melba Hernández. Casi todos militantes de la Juventud del Partido Ortodoxo decididos a iniciar la lucha armada contra la dictadura de Fulgencio Batista. Su líder: Fidel Castro Ruz.

Las comunes manos constructoras

Sheyla Valladares || En la sala Che Guevara de la Casa de las Américas se desarrolló el taller «Colonización y descolonización cultural: una visión desde Cuba», donde representantes de instituciones y organizaciones cubanas compartieron reflexiones sobre distintas estrategias de resistencia que oponer a la colonización cultural imperialista, las cuales posteriormente quedarán recogidas en forma de libro.