Nave Oficio de Isla: espacio de convergencia y creación infinita

Lainerys Carbonell || Uno siempre se crea expectativas con el trabajo que está realizando, pero realmente la reacción del público las rebasó y se convirtió en un hecho que nos maravilló. Realmente, el boca a boca y las redes sociales hicieron que el público fuera colmando aquel almacén y nos dio la medida de lo que podíamos hacer, ya conformado como un grupo, como una comunidad de trabajo, que es lo que somos hoy.