Rinde homenaje a Cortázar cuento ganador del Premio que lleva su nombre

Rinde homenaje a Cortázar cuento ganador del Premio que lleva su nombre

El acta del jurado, integrado en esta ocasión por los prestigiosos intelectuales cubanos Humberto Arenal, Mirta Yáñez y David Mitrani, describe Figuras como una “narración, breve, intensa y entretenida”, en la que “el autor utiliza el tópico del encuentro en el tiempo entre un personaje del presente y una figura notable ya fallecida, renovándolo con la inquietud actual de la supuesta pérdida de la utopía de los años sesenta. Con un rejuego de fantasía y humor, el cuento además revela conceptos acerca de las cercanías y distancias generacionales, y otras reflexiones sobre los sueños y su destino. Técnicamente muy logrado por el buen uso del lenguaje, tiene una buena solución final y un notable manejo de las segundas personas”.

El jurado que en esta, la segunda convocatoria del certamen, tuvo que analizar trescientos trabajos de autores de todos los países de habla hispana, decidió además entregar tres menciones: una Primera mención a Tiré el papel... , del argentino-canadiense Agustín Prieto, y Menciones a Un laberinto, una cuerda, del cubano Lázaro Zamora Jo, y a Apelación, de la argentina Susana Szwarc.

En el acto de premiación, al que asistió el Ministro de cultura Abel Prieto, el escritor cubano Miguel Barnet, Presidente de Honor del certamen, recordó a Cortázar como “un hombre de una sencillez extraordinaria, que establecía un diálogo entrañable”. “Julio está situado de manera muy especial en nuestra memoria”. Por su parte Jorge Fornet, director del Centro de investigaciones literarias de la Casa de las Américas, afirmó que con sus visitas a Cuba, la primera de ellas como jurado del Premio Casa, “pasó de ser un extraordinario escritor a un gran intelectual”. “Es curioso que entró a Cuba por un premio literario y aún hoy está vinculado a un premio”.

El Premio Iberoamericano de cuento “Julio Cortázar”, creado a sugerencia de la prestigiosa intelectual lituana Ugnè Karvelis, segunda esposa del autor de Rayuela, fue convocado por primera vez el pasado año cuando el máximo galardón lo recibió el también cubano Ernesto Pérez Chang, con su cuento Los fantasmas de Sade.


Raúl Aguiar (C. Habana, 1962). Escritor. Licenciado en Geografía por la Universidad de la Habana. Actualmente trabaja como profesor del Centro de formación literaria “Onelio Jorge Cardoso”.

Ha publicado La hora fantasma de cada cual, (novela), Premio David 1989, Editorial Unión, 1994; Mata (novela corta), Premio Pinos Nuevos 1994, Editorial Letras Cubanas, 1995; Daleth, (cuentos), Premio Luis Rogelio Nogueras 1993, Editorial Extramuros, 1995 y Realidad virtual y cultura ciberpunk, Premio Abril 1994, Editorial Abril, 1995 y La estrella bocarriba (novela), Editorial Letras Cubanas, 2000.

También cuentos suyos han aparecido en numerosas antologías de Cuba y el extranjero como Los últimos serán los primeros, Recurso extremo, Contactos, Fábula de Ángeles, El ánfora del diablo (México), Anuario de la UNEAC 1994, El cuerpo inmortal (Cuentos eróticos cubanos), Toda esa gente solitaria (Cuentos cubanos sobre el Sida) (España), Aire de Luz, Polvo en el viento (Argentina) y otras, así como relatos, reseñas sobre libros, artículos y ensayos literarios en las revistas Muchacha, La Gaceta de Cuba, Casa de las Américas, Letras Cubanas, Juventud Técnica, Revista del libro cubano, Exégesis (Puerto Rico), Camión de ruta (Perú) y otras. Ha impartido numerosas charlas y conferencias sobre literatura cubana actual en diversos eventos y congresos artístico-literarios. Es miembro de la UNEAC

Debates : No hay comentarios.

Comentarios

Cancelar respuesta