Cuevas, el machismo y su inseparable mujer

Cuevas, el machismo y su inseparable mujer

Al maestro Cuevas, por supuesto, le vino bien la comodidad, se le nota en la gran sonrisa con que saluda a pesar de haber recorrido 256 kilómetros de carretera desde La Habana. De su expresión deducimos que dejó lista la exposición A la Habana me voy que inauguraría un par de días después en la Galería Latinoamericana, y cuyo montaje quedó en manos de Manuel Alegría, su museógrafo de cabecera.

El look de Cuevas es inalterable. Cada cosa en su lugar, incluso al irse a la cama. Su esposa cuenta que el maestro duerme peine en mano, detalle gracioso en la personalidad de este hombre, muy dado a “causar revuelo”, como a él mismo le gusta decir.

Cuba no fue la excepción. Aquí, en la ceremonia en la que el Instituto Superior de Arte (ISA) le otorgó un doctorado Honoris Causa, micrófono en mano habló del machismo de su padre y criticó al ex presidente Vicente Fox. Cuevas dijo que estaba a punto de chillar, pero que contendría las lágrimas porque su padre había sido un gran macho mexicano y le enseñó que los hombres no lloran.

En entrevista posterior, el maestro ahondó en el tema:

“Antes de que yo naciera, mi padre fue boxeador. Después fue piloto aviador y le encantaba hacer acrobacias subido en una motocicleta… Recuerdo que cuando llegaba a la casa después de trabajar, en vez de tocar el timbre o usar la llave daba unos cuantos balazos al aire, y entonces mi mamá nos decía con toda tranquilidad: niños lávense las manitas que vamos a cenar, ya llegó su papá.”

¿Usted también es todo un macho mexicano?

—Digamos macho internacional, más que mexicano (risas). Mis características machistas no son exactamente las del machismo mexicano, así como se ve en las películas. El mío es un machismo bien entendido.

¿Cómo?

—Sin esos alardes.

Y a propósito, justo después de esta declaración sincera, le comento lo que su esposa me dijo acerca de la manía de dormir con el peine…

—Sí es cierto, responde. Empieza a buscarlo en sus bolsas del pantalón y el saco de lino… Piensa por un momento que lo olvidó y se preocupa, pero está ahí.

Sobre la obra de José Luis Cuevas, y particularmente sobre la colección escultórica Animales impuros (actualmente en exhibición en Casa de las Américas), Beatriz del Carmen, su mujer, escribió unos versos: Noche de sueños, pesadillas interminables./ Noche obscura, el sudor baña mi cuerpo inerte,/ noche fría de animales rabiosos y descarnados,/ noche de fieras sedientas, hambrientas./ Noche de profunda orgía animal./ Noche seductora de gemidos y aullidos./ Noche de movimientos bestiales, desgarrando mis entrañas./ Noche dolorosa… coman de mí todo, que no quiero despertar.

Beatriz del Carmen es incondicional de Cuevas desde el día en que lo conoció, el 1 de mayo de 2001. Ella es todo para él, incluso reconoce que ahora su obra está hecha a cuatro manos.

“Cuando estamos en México empezamos a trabajar muy temprano. Mi esposa, que también es pintora, me ayuda y me sugiere los colores porque ella es colorista y yo no. Yo hago la obra con un carboncillo sobre una tela grande y después ella empieza a decirme los colores que debe llevar el cuadro, o sea que es una obra de arte a cuatro manos.”

¿Le dará crédito?

—No, pero lo digo todo el tiempo. Los temas son míos y las obras estarán firmadas por mí.

¿Antes de que Beatriz del Carmen apareciera en su vida usted pintaba solo?

—Completamente solo. No permitía que hubiera testigos de mi proceso de trabajo, pero desde que estoy casado con ella necesito su presencia. Cuando subo al estudio y ella anda por la casa haciendo muchas cosas, la empiezo a llamar: “Carmen, Carmen…”, sube al estudio, pero hay una cosa extraña, yo tenía un estudio enorme y hacía obras más bien pequeñas, y ahora tenemos un estudio más bien chico y hago obras enormes, con lo cual no es necesario realmente tener un estudio de grandes dimensiones. La grandeza no está en la obra sino está en la mente del creador (risas).

Acosado todo el tiempo por amistades, gente que lo quiere saludar y periodistas, Cuevas se da tiempo para escuchar a todos, estrecharles la mano y dar autógrafos. ¿Habrán tenido este carácter tan amistoso Diego Rivera y Frida Kahlo? Hago la comparación por el solo hecho de que José Luis Cuevas, como ellos, ocupará el Palacio Nacional de Bellas Artes en Ciudad de México con una exposición individual durante el mes de mayo. Él, ante la pregunta de cómo se prepara para este gran evento, responde:

—Frida ocupó todo el museo y después Diego Rivera. Extrañamente ha habido menos asistencia de público con Diego Rivera en comparación con toda la gente que asistió a ver a Frida, pues ella ha alcanzado una fama extraordinaria, y ahora resulta que Diego Rivera es el pintor consorte de Frida Kahlo (risas). Eso me parece injusto. Para mí definitivamente es más importante Diego Rivera.

Recuerde que Salma Hayek llevó a Frida al cine. Quizá la película contribuyó a aumentar la fama de la pintora, ¿no cree?

—No, porque desde que Frida vivía (1907-1954) empezó el fridismo internacionalmente. Usted va a cualquier parte del mundo y en las librerías de los museos se encuentra libros sobre Frida Kahlo. Es un fenómeno, aparte de que en las subastas alcanza precios millonarios en dólares.

“De cualquier forma, —recalca— no crea que soy muy entusiasta cuando hablo de la obra de Frida Kahlo. En una entrevista que me hicieron para la televisión dije Frida no pudo haber pintado el cuadro que está considerado el mejor de su obra y que es también el más reproducido y el más famoso: Las dos Fridas. Estoy seguro de que ahí debe haber intervenido Diego Rivera. Ella estaba paralítica, y es un cuadro muy grande.”

Después de Frida y Diego, el reto, en cuanto a captar público, para usted es muy grande, ¿qué tiene previsto?

—Espero no tener tan poca gente como Diego Rivera, y ojalá yo logre superar la asistencia de público a Frida Kahlo.

¿Cree que sea posible?

—Absolutamente sí (risas).

---------------------------------

Eugenia Montalván Colón es periodista de Unasletras.com

El Premio Casa 2008 en La Ventana:

El derecho a la poesía en Venezuela. Entrevista con el poeta Gustavo Pereira, jurado de Poesía del Premio Casa de las Américas 2008

Premio Casa 2008: primeras declaraciones de los premiados. La argentinas Samanta Schweblin (premio de Cuento), Laura Yasan (premio de Poesía), y Elena Cabrejas (mención de Poesía), así como el haitiano Louis-Philippe Dalembert (premio de Literatura caribeña) ofrecen sus impresiones tras conocer la noticia

Los ganadores del Premio Casa de las Américas 2008. Argentina repite la alegría del pasado año, esta vez con dos escritoras • Comparten la fiesta Colombia, Venezuela, Brasil, Haití, Ecuador, Chile y Cuba

Poesía, viaje y exilio. Conversación con el poeta argentino Jorge Boccanera, jurado del Premio Casa 2008

“Creo en el proyecto común de los pueblos como una sola cultura”. Entrevista a José Mariscal Campos, Diputado de Cultura de Córdoba, España

Los narradores tomaron la palabra. Los jurados de Cuento del Premio Casa 2008 compartieron ideas con el público presente en la Sala Manuel Galich

Seva: creerse la historia soñada. En la tarde del jueves 30 de enero se presentó el “libro complejo” del escritor puertorriqueño Luis López Nieves, jurado del Premio Casa de las Américas 2008

No puedo mentir. Principio literario de Mario Bellatín, reconocido escritor mexicano, integrante del jurado de Cuento del Premio Casa 2008

El Caribe y la sociedad latinoamericana. Los jurados de Literatura caribeña en francés y creole y de Ensayo histórico social confrontaron sus ideas con el público

Entregan Honoris Causa en Arte al pintor mexicano José Luis Cuevas

Gustavo Pereira: el poeta de los invisibles • Presentación de Sobre salvajes, antología poética de Gustavo Pereira • Lectura de los poetas que conforman el jurado de Poesía

Voces de Brasil. Escritores, ensayistas, poetas y académicos que conforman el jurado de Literatura Brasileña, se reunieron con el público para debatir y cruzar preguntas y respuestas

Monólogo del callejero: Entrevista con el poeta colombiano Juan Manuel Roca, jurado de poesía en el Premio Casa 2008

José Luis Cuevas: A La Habana por quinta vez. El importante pintor mexicano, de visita en Cuba a propósito del Premio Casa 2008, expone en la Galería Latinoamericana hasta el 20 de marzo

Fiesta de los libros. Escritores invitados al Premio Casa 2008 protagonizaron LeerAmérica, una celebración a la lectura organizada por la Casa.

Trinidad: antigua y viva. Visita el Jurado del Premio Casa 2008 la ciudad colonial al centro de la isla

Soy poeta, periodista y escritor porque soy político: Entrevista a Jorge Mansilla Torres, Embajador de Bolivia en México y jurado de ensayo histórico-social del Premio Casa 2008

Igualdad/desigualdad: desafíos de la Cuba actual: Entrevista a la investigadora cubana Mayra Espina, jurado de ensayo histórico-social en el Premio Casa 2008

La esclavitud en el Brasil actual: Entrevista al investigador brasileño Ricardo Rezende, jurado del Premio Casa 2008

Gonzalo Rojas contra la muerte. Presentación de su libro Contra la muerte y otras visiones, antología poética editada por el Fondo Editorial de la Casa de las Américas

Habana 2008: Palabras leídas por Gonzalo Rojas en la Casa de las Américas, durante la inauguración de la 49 edición del Premio Literario Casa de las Américas

Inaugura Gonzalo Rojas el Premio Casa de las Américas 2008

Debates : No hay comentarios.

Comentarios

Cancelar respuesta