Para comprender y acercar las dos orillas

Para comprender y acercar las dos orillas

Hace falta crear una base de datos y que se abra a la opinión pública el saber de los propios actores sociales, especialmente si cuentan con una formación académica y estudian la realidad desde dentro de Estados Unidos.

La noticia es que Casa de las Américas, institución fundada cuando todavía no habían transcurrido cuatro meses de la entrada de los revolucionarios a La Habana, está asumiendo este compromiso. El lunes 9 de febrero anunciaron la creación de su Programa de Estudios “Latinos en los Estados Unidos”, dirigido por el sociólogo Antonio Aja Díaz.

En la siguiente entrevista, Antonio Aja Díaz postula que personalmente no quiere que este programa se concentre en el estudio de los cubanos en Estados Unidos porque no es esa su finalidad. Asegura que el objetivo es mucho más abarcador aunque el Programa esté en Cuba, pertenezca a Casa de las Américas y sea un cubano el que lo dirija.

Así mismo, Aja Díaz plantea: “Queremos lanzar este programa internacionalmente para que a través de Casa de las Américas podamos sumar intelectuales e investigadores que trabajen la temática de los latinos en Estados Unidos desde México, Centroamérica, Sudamérica o el Caribe”.

¿Qué puede aportar Cuba para el conocimiento de esta realidad?

—Yo te diría, en primer lugar, que la aportación la hace Casa de las Américas, y partimos de las ideas de José Martí, y básicamente nos interesa ofrecer una mirada diferente a una realidad demográfica y cultural específica.

Además, señala Aja, “tengamos presente que cuando hablamos de la presencia latina en los Estados Unidos, nos referimos a una presencia sistemática y continua. No se trata de grupos de inmigrantes que se asentaron en ese país y posteriormente se cerraron como comunidades; el crecimiento demográfico de latinos en Estados Unidos lo aporta la inmigración constante y, por lo tanto, reconocemos la interrelación que existe entre estos dos polos.

“No solamente estudiaremos el fenómeno de la presencia latina en Estados Unidos por su inserción, transculturación o aculturación en cuanto al tema de la identidad, sino lo que significa para América Latina y el Caribe hispanoparlante tener esa población dentro de los Estados Unidos.

El tema de las remesas, dice, es un punto clave, pero también el de las remesas culturales, es decir, las imbricaciones en el quehacer literario, musical, cultural, danzario y plástico en la historia de la cultura norteamericana y de Latinoamérica.

En la presentación de este Programa, las palabras inaugurales de Roberto Fernández Retamar, presidente de Casa de las Américas, destacaron el considerable peso de los latinos en el orden demográfico y cultural al norte del río Bravo. En cifras, la cantidad asciende a cerca de 44 millones de personas, indicador que no se puede soslayar.

Posteriormente, Jorge Fornet, director del Centro de Investigaciones Literarias de Casa de las Américas, presidió el Panel “Los estudios latinos en los Estados Unidos”, con la participación de Félix Massud Piloto (Cuba-EE.UU), Roberto Márquez (Puerto Rico-EE.UU), y el propio Aja Díaz.

Continuando con la entrevista, le preguntamos a este último quiénes serán sus colaboradores.

—Un grupo gestor de personalidades de la academia y la intelectualidad cubana que han estudiado o trabajan actualmente la temática: escritores, especialistas en artes plásticas, música y cine, aunque también queremos integrar a la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana porque nos interesa animar a los estudiantes a abrirse a este campo del conocimiento tan inmenso.

¿Qué han aportado particularmente los cubanos a la cultura estadounidense?

—El caso es especial porque la presencia cubana en Norteamérica, muy por el contrario de lo que los medios de comunicación y las relaciones políticas en el siglo XX se han encargado de presentar, no data de la segunda mitad del siglo XX, sino de mediados del siglo XIX, y tiene que ver con la movilidad de la población laboral, específicamente de los tabaqueros, y de la intelectualidad, proceso conformado por Félix Varela y un grupo de personalidades, cuya figura cimera es José Martí. A partir de ellos comienza a darse la imbricación de la cultura cubana dentro de la cultura norteamericana.

“Los años 30 del siglo XX —continúa explicando Antonio Aja— marcan una impronta muy interesante porque aumenta la migración y con ella la relación entre las dos orillas, y ésta pasa por el elemento de la cultura. No olvidemos nunca que la presencia de los músicos cubanos en Nueva York tiene mucho que ver con el desarrollo de lo que hoy conocemos como el jazz latino, mientras que en la literatura, están en debate los cánones para determinar el origen de una obra literaria escrita en inglés (en Estados Unidos) por un autor cubano o latinoamericano. El tema, aunque no lo parezca, es bien complicado.

“Claro, después del año 1959 con el triunfo de la revolución cubana y el cambio en los patrones migratorios, las relaciones Cuba-Estados Unidos adquieren un cariz diferente, y se crea una comunidad de origen étnico cubana en el sur de la Florida con una migración que no termina.”

¿Cuáles son los primeros frutos que espera obtener de este programa?

—Avanzaremos con vista larga pero a paso corto. Lo primero es pensar en la posibilidad de un nuevo premio de Casa de las Américas; en segundo lugar, evaluaremos la capacidad que tenemos para hacer talleres y seminarios, y empezar la reconstrucción de la obra latina en los Estados Unidos desde diferentes ángulos del ámbito cultural, sociohistórico y sociodemográfico. Me refiero a la literatura, la música y, sobre todo, la televisión y el cine, ambos muy importantes tanto como representación del fenómeno latino como conformación de imágenes que desvirtúan su realidad.

“De aquí a dos años, la intención es consolidar el premio literario que este febrero presentó su primera emisión para ensayos especializados, publicar libros, realizar debates y sumar estudiantes universitarios de las nuevas generaciones a la comprensión de la peculiar relación amor-odio que desde el siglo XIX tenemos los latinos y caribeños con la nación más poderosa del continente.”

Casa de las Américas en el contexto de su 50 Aniversario decidió retomar una idea que inicialmente surgió en el año 98 con la apertura del premio de literatura hispana (para escritores residentes en Estados Unidos), si bien en los años 80 aquí mismo se había trabajado ya el tema de los chicanos.

Ahora, dice, el contexto es completamente diferente en cuanto a la explosión demográfica, y sin embargo, partimos de que la realidad trasciende las estadísticas: “Más allá de que los latinos en Estados Unidos sean 44 y tantos millones y representen el 14.1% de la población, hay una impronta histórica presente y futura de esta población”.

La pregunta es en qué medida afecta a esta iniciativa —si es que verdaderamente afecta en algo— la llegada de Barack Obama a la presidencia de Estados Unidos.

Y al respecto, Aja Díaz dice: “La decisión de abrir este programa se dio ahora, pero no porque se vislumbrara un cambio en el horizonte político de Estados Unidos, sino porque era oportuno y necesario hacerlo; ha llegado el supuesto cambio, porque hasta ahora lo que tenemos es un cambio en la dirección ejecutiva del país, y supuestamente intenciones interesantes en un futuro, pero por supuesto que una política diferente de Estados Unidos hacia Latinoamérica, una política menos hegemónica, que fuera mucho más inteligente, de menos injerencia, estaría propiciando un mayor intercambio; de hecho, en el caso de Cuba en particular, el cambio que pueda producirse en cuanto a que se abran nuevamente los canales de comunicación entre la academia y la intelectualidad, sería un punto importante que ayudaría al programa.”

Cobertura al Premio Casa de las Américas 2009 en La Ventana:

Presentados libros ganadores del Premio Casa 2008

En la penúltima jornada del Premio Literario Casa de las Américas 2009 fueron presentados, como es tradicional, los libros ganadores de la edición anterior

“Somos diferentes, aunque la mayoría hablamos español”

Sesión de apertura del Programa de Estudios Latinos en los Estados Unidos, nueva área de investigación y promoción de la Casa de las Américas

Del periodismo al testimonio, un diálogo vivo con la historia

Entrevista a Hernán Uribe, jurado de literatura testimonial del Premio Casa, el primer ciudadano chileno al que la dictadura le despojó de su nacionalidad

La inserción de los latinos en los EE.UU. es un hecho irreversible

A propósito del premio extraordinario de estudios sobre los latinos en los Estados Unidos, La Ventana comparte algunas inquietudes con dos de los miembros del jurado

Se abren por primera vez las páginas de los Premios Casa 2008

Presentados en Cienfuegos los títulos correspondientes a los Premios Casa 2008 y, de manera especial, el Premio Casa 2007 de literatura brasileña

Ondjaki: “mi lugar está demasiado dentro de mí”

Entrevista al escritor angolano Ondjaki, jurado de literatura brasileña en el 50 Premio Casa de las Américas

El hombre siempre escribe con la memoria

Entrevista al escritor argentino Héctor Tizón, jurado de novela del Premio Casa de las Américas 2009

Jurados del Premio Casa dialogan con estudiantes en Cienfuegos

Entre lectura y lectura, los jurados del Premio desarrollan un programa que comprende el intercambio con escritores y artistas cienfuegueros

Grínor Rojo: “La literatura tiene la capacidad de iluminar la realidad”

Entrevista al ensayista chileno Grínor Rojo, jurado en la categoría de novela en la edición cincuenta del Premio

La literatura para niños debe tener una gran honestidad

Entrevista con el escritor chileno de literatura infantil, Mauricio Paredes, Jurado del Premio Literario Casa de las Américas

Nos toca defender las literaturas al margen

“No subordinaremos el Premio a razones comerciales”. Entrevista con Jorge Fornet, director del Premio Casa de las Américas

En el Aniversario 50 del Premio Literario Casa de las Américas

Palabras leídas por Roberto Fernández Retamar en la inauguración de la edición 50 del Premio Literario Casa de las Américas

Los adultos seguimos colonizando el territorio de los niños

Entrevista a la escritora colombiana Beatriz Helena Robledo, jurado en la categoría de Literatura para niños y jóvenes

Debates : No hay comentarios.

Comentarios

Cancelar respuesta