Desde México y la Casa, cuatro propuestas

Desde México y la Casa, cuatro propuestas

A propósito de Los sonidos de la nación, Premio de Musicología de la Casa de las Américas en el año 2007, Roberto Zurbano, director del Fondo Editorial de la institución, apuntó que se trata de un libro importante, en tanto recupera la historiografía de la Revolución mexicana a través del análisis de los fuertes movimientos musicales de la época, y elogió su tono, cercano a la sociología musicológica, lo que lo acerca a un público más amplio que el que accede a otros textos de esta naturaleza.

Entretanto, sobre Nocturno de Bujara, de Sergio Pitol, recordó que fue presentado durante la Semana de Autor, evento que se consagró a este peculiar narrador mexicano en noviembre del año pasado en la Casa.

Pitol “es una especie de rareza en el ámbito de las letras mexicanas e hispanoamericanas”, dijo Zurbano, y recordó que durante su estancia en La Habana el ganador del Premio Cervantes se sintió tan a gusto que compartió generosamente varias lecturas con el público asistente a aquellas jornadas, en las que participaron también estudiosos de su obra.

Acerca de El ejército iluminado, novela de David Toscana que resultó ganadora del premio de narrativa José María Arguedas, otorgado por la Casa de las Américas en el contexto del Premio Literario en el año 2008, el director del Fondo Editorial dijo que se trata de una historia “sobre los rostros de la locura, de la utopía”.

El volumen trata sobre un hombre dotado para la maratón que, ante la imposibilidad de participar en la Olimpiada de París en 1928 decide correr su propia carrera, mientras la oficial se realiza del otro lado del Atlántico. Luego descubre que su crono es mejor que el correspondiente al tercer lugar, y dedica una buena parte de su vida a reclamar “su” medalla al “ganador”, un norteamericano. En este punto se suma la frustración por otro despojo: el de las tierras del norte de México invadidas y ocupadas por los Estados Unidos.

Por último, el título Literatura y globalización, de Víctor Barrera Enderle, recoge una serie de textos que se caracterizan por la mirada “indagadora, desenfadada” con que el ensayista mexicano suele acercarse a la literatura latinoamericana.

A propósito de su publicación dentro de la colección Cuadernos Casa del Fondo Editorial Casa de las Américas, el autor apuntó que “es difícil encontrar espacios para la reflexión” y que estaba feliz de pertenecer al catálogo de la institución.

Evocó las experiencias vividas durante su participación como jurado del Premio Casa de las Américas hace dos años, las que calificó como enriquecedoras, y agradeció en particular el trabajo de la editora, Ana María Caballero, y del diseñador Pepe Menéndez.

Dijo que estos ensayos, en su mayoría surgidos de su intervención en diversos eventos, nacen de su “obsesión por repensar lo que está pasando en la literatura latinoamericana actual” y en qué medida los cambios político-sociales la afectan. Asimismo, apuntó que releyó los clásicos del ensayo latinoamericano y buscó articular esa tradición, que es “el cimiento crítico que hay en estos textos”.

El programa de la Casa de las Américas en la XVIII Feria Internacional del Libro Cuba 2009 continúa este sábado con el Encuentro de bibliotecarios con motivo de los 50 años de la institución (Sala Carlos J. Finlay, 10:00 a.m. a 1:00 p.m.), las presentaciones del libro Lumpérica, de Diamela Eltit (Sala José Antonio Portuondo, 12:00 m.) y de los Premios Casa de las Américas 2008 (Sala José Antonio Portuondo, 4:00 p.m.), así como con el concierto-homenaje a Violeta Parra y Víctor Jara, en la Plaza San Francisco desde las 6:00 p.m.

La Casa de Feria 2009, en La Ventana:

Poesía chilena de la Casa a la Feria

La Casa, cincuenta años y la Feria del Libro

Debates : No hay comentarios.

Comentarios

Cancelar respuesta