Estudiantes mexicanos celebran el Día de Muertos en la Casa

Estudiantes mexicanos celebran el Día de Muertos en la Casa Estudiantes mexicanos en la Sala Che Guevara durante los ensayos.

Este jueves a las 7:00 p.m. en la Sala Che Guevara de la Casa se realizará una representación en homenaje a la celebración del Día de Muertos. Esta tradición, declarada Patrimonio de la Humanidad desde el año 2008, se origina dentro de distintas culturas mesoamericanas y es principalmente conocida por su importancia en las festividades y el imaginario del pueblo mexicano. El festejo que tendrá lugar en la Casa será protagonizado principalmente por estudiantes mexicanos entre el primer y tercer año del nivel medio de la Escuela de Ballet de la Habana Fernando Alonso, junto a músicos de la Universidad de las Artes (ISA). Para conocer sobre este encuentro nos acercamos a tres de los principales organizadores: los bailarines Claudia Isabel Vázquez Vázquez y Adrián Marcelo Sáenz, y el compositor Bernardo Olvera Carvajal.

¿Cómo surgió la idea de festejar el Día de Muertos en La Habana?

Claudia Vázquez: La idea surgió aproximadamente hace cuatro meses en una reunión convocada por la Embajada de México con todos los estudiantes de mi país radicados en La Habana. Este encuentro, entre otros aspectos, expuso la disposición que tenía la Embajada de abrir un espacio de apoyo y colaboración con sus estudiantes.

Bernardo Olvera: Con esta motivación preguntamos si se podía hacer algún proyecto cultural con la Embajada que se presentara en algún espacio disponible, nos inyectaron un poco de entusiasmo y así comenzamos.

CV: Posteriormente nos dedicamos a buscar una fecha que se nos prestara, que fuera muy importante para nuestro país y la más próxima era el 2 de noviembre. Ya teníamos el apoyo de la Embajada solo faltaba el tema, porque México es rico en cuanto a celebraciones, pero el Día de los Muertos es uno de los más representativos. Y así quisimos traer un poquito de nuestra cultura a Cuba.

¿Una vez elegido el tema cómo se concibió la conexión entre creación e interpretación danzaria y la tradición del Día de Muertos?

CV: Comenzamos a pensar y cuestionarnos por qué creemos que los difuntos nos vienen a visitar según dice la tradición. Desde pequeños nos han inculcado que este día regresan nuestros seres queridos y que pasan un momento con nosotros. Quise representar en la danza que esa creencia nos llega desde los aztecas, esta cultura le daba una mayor importancia a la muerte que a la vida. Para ellosera más importante cómo moriste,a cómo viviste. Así comencé a estudiar y leer mucho sobre la cultura azteca, sus tipos de sacrificios o las muertes que les resultaran valiosasy desde estas ideas fue montada mi coreografía. Creían que después de la muerte venía un proceso para arribar al cielo y descansar eternamente.

Toda esta previa investigación además arribó hacia uno de los ensayos literarios del escritor mexicano Octavio Paz no solo como referencia sino dentro de la dramaturgia e interpretación coreográfica ¿cómo fue esta aproximación?

Adrián Sáenz : Al ser invitado a colaborar con este proyecto y motivado pornuestro interés hacia la literatura recordé el ensayo Todos santos, día de muertos, que es parte del libro El laberinto de la soledad de Octavio Paz. Le presenté esas ideas a Claudia para enmarcar lo que es el concepto actual que tiene el mexicano de la muerte y así poder presentar al 2 de noviembre desde las perspectivas del pasado con las filosofías prehispánicas aztecas, y también el presente como muestra de una tradición que no empieza ni termina sino que está y es parte de un pueblo, de sus raíces, su esencia, trascendencia y que vas más allá del tiempo. Por eso también utilizamos la canción de La Llorona para la última coreografía llamada Te lloré a pétalos, nos ayuda a mostrar los colores, el origen y sobre todo el objetivo de esta tradición del día de muertos: lloro porque te fuiste, sé que vas a estar conmigo, pero yo que estoy aún vivo debo seguir adelante. El fallecer va más ya, desde nuestra creencia, no se acaba.

¿Cómo se desarrolló la creación musical concebida para un espectáculo danzario tras la utilización de la tradición del Día de difuntos como inspiración?

BO: Luego de escuchar todas las ideas de Claudia y Marcelo comenzamos a estructurar la puesta, la selección de los instrumentos, tuvimos la idea de utilizar música de mariachis pero finalmente empleamos en su mayoría música incidental. Con toda la referencia hacia la cultura azteca recreamos tonadas con intervalos melódicos de quintas y cuartas tratando de evocar expresiones y ambientes representativos. Utilizamos la flauta que es muy importante en la cultura de los difuntos en México porque dicen que es el único instrumento que pueden oír los que están muertos. Empleamos además música electroacústica con sonoridades un poco más sombrías que dialogasen con los textos de Octavio Paz. Y finalmente realicé un arreglo de La Llorona que es una canción popular anónima mexicana a partir de la escucha de la interpretación de Chavela Vargas. El formato instrumental se integra por flauta, trompa, guitarra, percusión menor y dos voces.

El nombre de la presentación es Cempazúchitl negro, ¿por qué esta elección?

CV: Es la flor que se le pone a los muertos y se utiliza para decorar. Es de color naranja o amarilla para el norte pero en el sur de México el Cempazúchitl existe en morado y es justo aquí donde esta tradición del 2 de noviembre se encuentra más arraigada, donde aún se representa de una manera más solemne y muy original. La flor solo se utiliza para los muertos y sus altares y se da únicamente en este mes del año.

¿Consideran que esta sea la primera presentación de un proyecto que pueda tener nuevas propuestas?

CV: Nos gustaría, este año termina pero el que viene quisiera que tuviéramos otros proyectos con una mayor difusión contando con el apoyo de nuestra embajada, para poder mostrarle al pueblo cubano otras de las múltiples representaciones y tradiciones que tiene nuestra cultura hacia la muerte, la vida, el día de las madres, entre otras muchas.

MS: De este modo los invitamos a todos este 2 de noviembre a nuestro día de difuntos a las 7:00 p.m. en la Casa de las Américas, lugar al que agradecemos por su acogida y gran apoyo.

Comentarios

Cancelar respuesta