Múltiples miradas a Mariátegui

Múltiples miradas a Mariátegui El Excemo. Señor Embajador Guido Toro, José Antonio Mazzotti, Roberto Fernández Retamar y Jorge Fornet, durante la inauguración del Simposio Internacional

A noventa años de la publicación de Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana, de José Carlos Mariátegui, académicos e investigadores provenientes de Perú, México, Uruguay, Brasil, Estados Unidos, Chile y Cuba se reúnen en la Casa de las Américas este jueves y mañana viernes 13, para repensar el legado del ideario de Mariátegui y el impacto actual de lo que se considera su obra cumbre.

Organizado por la Asociación Internacional de Peruanistas, la Revista de Crítica Literaria Latinoamericana, ambas instituciones dirigidas por el poeta y académico José Antonio Mazzotti, y el Centro de Investigaciones de Literarias, de la Casa, y con el co-auspicio de la Embajada de la República de Perú en Cuba, el encuentro pondrá en valor, desde diferentes aristas, el pensamiento de quien es considerado el primer marxista latinoamericano.

El poeta y ensayista Roberto Fernández Retamar, presidente de la Casa, hizo un breve recuento de la presencia del ideario de Mariátegui en la institución cubana. Su primera huella se encuentra muy temprano en los años sesentas como el segundo autor de la colección Literatura Latinoamericana –más tarde Latinoamericana y Caribeña – con su volumen Siete ensayos…Esta aparición, dijo Retamar, se debió en gran medida al influjo del historiador y teatrista guatemalteco Manuel Galich, entonces subdirector de la Casa y director del entonces  Departamento de Teatro y de su revista Conjunto. Más tarde, su nombre reaparecería nuevamente en 1982 con la salida del libro Obras, ensayos, compilado por Francisco Baeza y prólogo de Enrique de la Osa.

“Podría decirse, apuntó Retamar, que la Revolución cubana también es hija de Mariátegui. Porque fue él quien habló de ‘creación heroica’, algo que  la define. También habló de ‘calco y copia’ que es en lo que hemos incurrido en los momentos malos”.

Mencionó también la presencia de su ideario en la Revista de Avance, cuyo último número estuvo dedicado a Mariátegui tras su muerte con solo 35 años. Concluyó rememorando el histórico encuentro de 1994 a raíz de cumplirse el centenario de su natalicio. A propósito de este, confesó como dato curioso que viviendo Cuba el Periodo Especial y no teniendo la Casa recursos para costear pasajes y otros gastos del encuentro, fue un  Coloquio que se realizó gracias a la solidaridad de los peruanos y participantes. Entre esos invitados, por ejemplo, Antonio Cornejo Polar, Javier Mariátegui y Antonio Melis tuvieron que pagarse sus boletos. Fue en Perú donde salieron a la luz las memorias del encuentro como una co-edición, en pleno gesto solidario pues la Casa no tenía financiamiento para publicarlas.

“La Casa es un milagro de solidaridad, pues como decía Haydee Santamaría, fundadora de la Casa, los verdaderos trabajadores de la Casa están en los diferentes países. Este encuentro es otra muestra de solidaridad de los peruanos hacia la Casa.”

Por su parte, el Excmo. Señor Embajador de la República de Perú en Cuba, Guido Toro, contó cómo se gestó el encuentro el pasado año cuando José Carlos Mariátegui, nieto, le comentó que Cuba era el país ideal para celebrar los noventa años de Siete ensayos. Ese impulso y la capacidad organizativa y de convocatoria de Mazzotti hicieron posible el Simposio. “Gracias a esa red de intelectuales y académicos que tiene Mazzotti se ha podido realizar también”.

Del mismo modo, anunció que en Perú se está organizando un conjunto de actividades y eventos a propósito de la efeméride. Se espera un nuevo guion museográfico en el Museo Casa José Carlos Mariátegui, adjunto al Ministerio de Cultural, y una exposición  bibliográfica.

El Embajador Toro, quien desde muy joven se empapó del pensamiento de Mariátegui y otros filósofos marxistas como Antonio Gramsci, gracias a sus lecturas en el suplemento El Caballo Rojo, también se refirió a otros contactos de Mariátegui con figuras de la intelectualidad y la política cubanas, como Juan Marinello, de quien se conocen cartas cruzadas entre ambos, o Emilio Roig de Leuchsenring, quien conservaba una foto autografiada del peruano en su gabinete. Recordó una escena de la película Mella, de Enrique Pineda Barnet, donde el joven líder cubano convoca a leer a Mariátegui.

José Antonio Mazzotti, en representación de los organizadores, cerró las intervenciones de la inauguración, aludió al cosmopolitismo de Mariátegui y la amplitud de su pensamiento. Más adelante señaló “Si Mariátegui hubiera alcanzado la edad de 65 años en 1959, estamos seguros de que hubiera sido un ferviente colaborador de la alternativa de liberación que aportaron Fidel y sus combatientes. No sería tampoco demasiado arriesgado especular sobre lo que hubiera dicho César Vallejo si hubiera llegado a los 67 años y no hubiera muerto a los 46 en 1938. Sin duda, hubiera visto una Revolución martiana y mariateguiana (como ha dicho Retamar), pero también vallejiana”.

En sus conclusiones, Mazzotti refirió: “Pese a llevar una marca de modernidad muy propia de su época, la obra de Mariátegui ha resistido el paso del tiempo en muchos de sus aspectos y nos permite reflexionar con solidez  sobre las alternativas de los movimientos progresistas en esos tiempos en que el neoliberalismo rampante crece en Latinoamérica”.

Mazzotti, quien fue uno de los organizadores del encuentro sobre Antonio Cornejo Polar celebrado el pasado año, es uno de los más activos colaboradores de la Casa en la promoción y fomento de la literatura y la cultura peruanas. Esta mañana, en un breve contacto con participantes y directivos de la institución cubana, recordaba que el próximo año se conmemoran los cincuenta años de la muerte de José María Arguedas, el escritor y etnólogo peruano, con quien la Casa sostuvo un fuerte vínculo. Su nombre honra  uno de los Premios que la Casa entrega a libros (narrativa) que han sido de gran impacto en las letras latinoamericanas y caribeñas.

El programa del evento transcurre durante todo el día de hoy y mañana. Esta noche, a las siete tendrá lugar un concierto ofrecido por el grupo peruano Delpueblo Delbarrio en la Sala Che Guevara.

Debates : No hay comentarios.

Comentarios

Cancelar respuesta