LATEscena se des(monta)

LATEscena se des(monta)Piti Campos durante el desmontaje de Animales domésticos.

Luego de su estreno en Mayo Teatral 2018, Animales domésticos, del colectivo boliviano LATEscena, subió a la Sala Che Guevara de la Casa, donde sus protagonistas (dentro y fuera del escenario), compartieron con los espectadores la experiencia de la concepción y el montaje de la obra.

Andrea Riera, responsable de la dirección y el texto final de Animales domésticos, explicó que la obra parte de un proceso de investigación que, junto a la actriz Piti Campos, desarrolló en Bolivia, pues estaban conscientes de la responsabilidad que tenían con aquello que deseaban decir. El proceso de escritura involucró además a la actriz Alicia Guimarães, junto a la cual construyeron la dramaturgia de la obra, donde está presente la voz de las tres.

Animales domésticos parte entonces de una necesidad de denuncia, de alertar, desde las tablas, sobre la violencia de género, los feminicidios, los peligros de una sociedad machista. El reto fue lograr un consenso sobre el tratamiento del tema, tomando en cuenta que la violencia nos rodea más allá del género. Fue entonces que decidieron crear la analogía con los animales domésticos.

Otro de los retos era justamente que esa voz única en la escena, que es femenina, fuera capaz de hablar en nombre de otras voces: del hombre, de la fragilidad, de la sociedad. Es por eso que el personaje se transforma y adopta otras personalidades, para poder entender un fenómeno tan complejo.

La escenografía es en esta puesta un elemento muy importante. Creada por Gonzalo Callejas, de Teatro de Los Andes, uno de los escenógrafos más importantes de Bolivia, esta debía dar la impresión de inestabilidad que acompaña al personaje (Ana), que todo se derrumba y cae en algún momento, así como nos puede suceder en algún momento de nuestras vidas. En cuanto a los personajes, Andrea aclaró que no se trató realmente de recrear personajes, sino realidades alrededor de ellos, metáforas con la figura más animal del ser humano.

Piti Campos, por su parte, habló acerca del contexto que dio paso a un monólogo como Animales domésticos, que parte, además, de toda una historia que no se cuenta pero que está ahí, latiendo dentro de nosotrxs, y que tiene que ver con nuestros sueños y metas, con realidades que construimos desde muy niñxs y que quizás nunca pudimos lograr.

“Con la obra no queremos dar respuesta a nada, queremos que se queden con preguntas, porque en el momento en que te quedas inconforme empiezas a buscar, a indagar”, dijo.

Debates : No hay comentarios.

Comentarios

Cancelar respuesta