Adiós al sociólogo peruano Aníbal Quijano

Adiós al sociólogo peruano Aníbal QuijanoAníbal Quijano.

El reconocido sociólogo peruano Aníbal Quijano falleció ayer a sus 90 años. Así, otro de los grandes pensadores e intelectuales latinoamericanos que soñaron y lucharon por un mundo más justo, libre, solidario, descolonial y anticapitalista, se nos ha ido en este 2018.

Profesor de la Universidad Nacional de San Marcos y de universidades internacionales como la Universidad de Binghamton, Aníbal Quijano fundó además la cátedra América Latina y la Colonialidad del Poder, en la Universidad Ricardo Palma.

Desde que dio inicio a su producción intelectual en los años sesenta, Aníbal Quijano abordó diversos temas de estudio relativos a la realidad social e histórica latinoamericana, elaborando una gran variedad de escritos en donde destacó como elementos comunes el análisis profundo de la realidad latinoamericana —y sobre todo la peruana— sin caer en la ortodoxia teórica; la crítica constante a las relaciones de explotación económica, social y cultural del capitalismo; y una preocupación ética por la verdadera democratización de las sociedades latinoamericanas

La década del noventa en la vida de Quijano estuvo marcada por la formulación de la Teoría de la Colonialidad del Poder, pero también por la dictadura fujimorista que, en medio de lo que él denominó “turbio y sangriento intercambio terrorista entre el Estado y la agrupación maoísta Sendero Luminoso”, impone el neoliberalismo en el Perú sin oposición organizada. Quijano manifiesta su oposición al régimen y, al ser invadida la Universidad Nacional Mayor de San Marcos por las Fuerzas Armadas, presenta como protesta su dimisión en el año de 1995.

De acuerdo con César Germaná, la perspectiva de Aníbal Quijano continúa en aspectos significativos la investigación de José Carlos Mariátegui sobre la sociedad peruana y su transformación. Tiene como preocupación la elaboración de nuevos conceptos que le permitan dar cuenta de la específica realidad histórico-social latinoamericana, a partir de un cuestionamiento de la perspectiva epistemológica eurocéntrica; en otras palabras, del enfoque cuya característica principal es una concepción dualista y evolucionista de la realidad social. De allí su debate permanente con las dos versiones competitivas del racionalismo reduccionista eurocéntrico: la teoría de la modernización del estructural- funcionalismo, y el materialismo histórico del marxismo-leninismo.

Algunas de sus obras más importantes son Nacionalismo, neoimperialismo y militarismo en el Perú; Crisis imperialista y clase obrera en América Latina; Imperialismo y marginalidad en América Latina; Dominación y cultura. Lo cholo y el conflicto cultural en el Perú; Modernidad, identidad y utopía en América Latina. Lima, Sociedad y Política Ediciones; y El fujimorismo y el Perú.

Comentarios

  • Eugenio Chang-RodriguezEugenio Chang-Rodriguez publicado el 01/06/2018 12:37 #

    Recuerdo de Cuba
    Eugenio Chang-Rodríguez

    Durante mi primera vista a Cuba el 2 de setiembre de 1957 me reencontré con el subdirector de Bohemia, Regino Pedroso, Cintio Vitier y otros escritores que me llevaron a visitar la estatua de José Martí y el monumento dedicado al ejército chino que peleó por la independencia de Cuba en el siglo XIX, donde leímos la encomiosa inscripción sobre su aporte chino a la guerra de la emancipación cubana. Retorné a Cuba en febrero de 1996, integrando la delegación de la Asociación de Corresponsales de las Naciones Unidas (UNCA) que visitó la Isla para constatar los efectos del pernicioso embargo estadounidense. Mis años como representante de la Liga Internacional de los derechos humanos (1962-1980) en la ONU y mis actividades como ministro consejero del Perú en la Embajada del Perú ante la Casa Blanca (1988) determinaron mi inclusión en la delegación de la UNCA. Desde el Hotel Nacional de La Habana donde me alojaba salí a documentar mis escritos sobre la Revolución cubana y los hallazgos del sociólogo Fernando Ortiz (1881-1969) y los estudios de Jorge Mañach (1898-1961). Mis pláticas con Salvador Bueno, Roberto Fernández Retamar, Luisa Campuzano, Sergio Valdés Bernal, Lisandro Otero González, Manuel Moreno Fraginals, Fina García, Martha Martínez, Raúl Roa, Vilma Espín y Enrique de la Osa Perdomo ampliaron mis conocimientos del exitoso proceso revolucionario.
    Mi amigo Roland Taylor Ely (1926-2014) me ayudó a comprender mejor a Cuba cuando yo enseñaba en la University of Pennsylvania y Ely residía cerca de Princeton University, a poca distancia de la cabaña de Albert Einstein. Graduado en economía de Harvard University con B.A. en 1946, M.A. en 1949 y Ph.D. en 1955, Ely publicó el importante libro Cuando reinaba su majestad el azúcar (Buenos Aires: Sudamericana, 1963, 875 pp.), reeditado por la Universidad de La Habana en 2002. En abril de 1959, tres meses después de su llegada al poder, Fidel Castro fue invitado por Ely a cambiar ideas con estudiantes y catedráticos de la Escuela Woodrow Wilson de Princeton University, donde Pedro Pablo Kuczynski, estudiaba para una maestría. En abril de 1959, Ely alojó en su casa de Hormiguero a Fidel Castro, en de abril de 1959, cuando dictó una conferencia y se entrevistó con personajes estadounidense desde el gobernador de Nueva Jersey hasta el célebre editor del Wall Street Journal, Barney Kilgore, que cambió el rostro del periodismo norteamericano.
    Mis vínculos con Roland Ely y Pedro Pablo Kuczynski (PPK) se afianzaron en la Universidad de Princeton entre 1959 y 1961, cuando frecuentemente me alojaba en casa de Roland Ely, cerca del campus de Princeton, como lo recordó PPK tras ser elegido presidente constitucional del Perú al presentar el libro en homenaje mío, editado por Thomas Ward (Loyola University, Baltimore, MD) y R. Cacchione y publicado por la Universidad Ricardo Palma de Lima en 2017.

    Responder
  • Alessandra RiccioAlessandra Riccio publicado el 03/06/2018 06:03 #

    Un saludo admirado de una vieja conocida italiana

    Responder
Cancelar respuesta