De México: Lagartijas tiradas al sol marca su huella en Cuba

De México: Lagartijas tiradas al sol marca su huella en CubaObra Tijuana, de Gabino Rodríguez, por Lagartijas tiradas al sol

Como parte del proyecto La Incubadora, de la Casa Editorial Tablas Alarcos y el Centro Cultural Vicente Revuelta, del 14 al 21 de septiembre, se estará presentando el destacado grupo mexicano Lagartijas tiradas al sol en la sala Adolfo Llauradó, de dicho complejo cultural.

El ciclo se inicia con la pieza Ya nada nos dará lo mismo, de Francisco Barreiro, el viernes 14 y sábado 15 a las 8:30 pm. Seguidamente, el domingo 16, a las 5:00 pm y el lunes 17, a las 7:00 pm, se presenta Veracruz, de Luisa Pardo. El martes 18 y el miércoles 19,  a las 7:00 pm, sube a escena Tijuana, de Gabino Rodríguez; y concluye el jueves 20, a las 7:00 pm y el viernes 21, a las 8:30 pm, con la obra Este cuerpo mío, de Mariana Villegas.

Según ha explicado la teatróloga Karina Pino –una de las coordinadoras de La Incubadora y quien ha tenido a su cargo la concepción y curaduría del ciclo -, el trabajo de Lagartijas tiradas al sol “revela un tejido múltiple de afectos e intereses creativos y una preocupación crítica por la ciudadanía, ante la violencia, la corrupción y el desamparo cívico. El arte construye para esta banda una trinchera política que se ramifica en infinidad de acciones y en una activa dinámica de participación, red de gestos, relaciones, huellas.”

Pino ofrece algunas claves para adentrar al público en este ciclo que antecede una temporada alta de teatro con la celebración de Documenta Sur y Residencia Inservi, ambos proyectos del Laboratorio Escénico de Experimentación Social (LEES) y en octubre, del 6 al 14, el Festival Nacional de Teatro de Camagüey.

Con referencia a las presentaciones del colectivo mexicano, Pino argumenta que “Una huella es precisamente el motivo y la inspiración de este ciclo de obras, imagen poética de algo presente, pero casi invisible en un espacio infinito y mortal, como una casita en el desierto, un pequeño documento de la vida, en el terreno infectado de cuerpos y peyotes. La fragilidad, la fuerza y la belleza de la huella en la arena generan una foto, roja y amarilla, de elemental sol y sangre.”

Lagartijas tiradas al sol se fundó en Ciudad México hace quince años y desde entonces ha tenido en la mira de su creación la historia social y política de su país, “el estado de sitio generado por las narcoguerras”, las desapariciones y la muerte. Además, en su sólida trayectoria ha puesto en cuestionamiento los lenguajes escénicos, las estrategias formales y las metodologías de trabajo en la creación.

Al finalizar las funciones los días 14, 16, 18 y 20, La Incubadora, un espacio de formación y reflexión entre creadores y público, anuncia un diálogo abierto entre espectadores y equipo de Lagartijas tiradas al sol.

 

 

 

Debates : No hay comentarios.

Comentarios

Cancelar respuesta