Esta vez: Latinos en la Casa

Esta vez: Latinos en la CasaPanel sobre latinos en los Estados Unidos en la edición 60 del Premio Literario

Esta vez: Latinos en la Casa

La Casa de las Américas acogió, en el marco de la 60 edición del Premio Literario, la conferencia sobre Latinos en los Estados Unidos, que tuvo como protagonistas a Frances Aparicio (Puerto Rico), José Manuel Valenzuela (México) y Rubén Rumbaut (Cuba-EE.UU). Los tópicos tratados por el panel hicieron énfasis en las caravanas migratorias de América Latina, el trabajo realizado por la diáspora puertorriqueña,que reside en los Estados Unidos, luego del paso del huracán María por el país caribeño, así como el aumento demográfico de latinos en la nación norteña, con una cantidad aproximada de 60 millones de personas.

Para nadie es un secreto que en América Latina está ocurriendo una reubicación ciudadana, en donde muchas personas abandonan sus hogares y se desplazan hacia los Estados Unidos para establecerse y realizar su vida. Este proceso se ha venido gestándose durante muchas décadas, y actualmente vive en ese paísun elevado número de personas latinas o descendientes.

La mayor representación la tiene México. Le siguen otros países como Puerto Rico, Cuba, Honduras, El Salvador, entre otros. Estas personas, aunque se han adaptado a la vida en los Estados Unidos, han sufrido una metamorfosis en sus modos de hacer y pensar. El profesor, Rumbaut explicó que  muchas veces pierden el idioma español, su lengua materna, pues se concentran en hablar solo el inglés, dejan de practicar sus tradiciones, así como adoptan un esquema de vida propio de este país.

No obstante, este tipo de población suele vivir en la pobreza, realizan los trabajos que son “menos indicados” para los nativos, son discriminados y maltratados por sus orígenes.

Este panorama migratoriocontinúa desarrollándose. Los ejemplos más recientes son las caravanas que han llegado desde diferentes lugares en busca de asilo en los Estados Unidos. La bienvenida no ha sido para nada cálida, y muchos han sido separados de sus familias o deportados a sus países de nacimientos.

Los panelistas hicieron un llamado de atención ante este problema y las barbaries que se cometen a diario con los latinos. De ahí que el programa de Casa de las Américas se proponga mantener firmes los lazos entre “los de aquí y los de allá” para que desde diferentes realidades se construya un espacio común donde el pensamiento latino, las creencias y tradiciones puedan ser expresados sin miedo a sufrir discriminación.

El profesor, José Manuel Valenzuela expresó que las fronteras no son solo procesos horizontales, sino que operan desde el poder y se densifican cuando existe algún problema migratorio. “Son muros a conveniencia, listos para flaquear cuando hay una necesidad económica, de mano de obra barata”.

Cada año son deportados millones de personas. No obstante, eso no constituye un freno para aquellos que desean aventurarse en el periplo migratorio hacia el norte. Ahora, hay una caravana con más fuerza, resistencia, ganas de seguir, una caravana heterogénea, con gente de todos lados, sobre todo, personas jóvenes con ideas frescas y ganas de mejorar, y con una mayor presencia de la mujer, que ha dejado de tener un papel secundario y ha tomado parte de esta ola de cambios.

La actual explosión migratoria ha estado presente, también, en los textos que concursan en la 60 edición del premio en el apartado de Latinos en los Estados Unidos. De las 19 obras leídas por estos panelistas, todos destacaron el grado de profundización y conocimiento del tema que en ella se evidencia, así como las ganas de ser escuchados y reivindicar el poder latino en esa otra parte del planeta.

La calidad de las obras, en cuanto a redacción, estilos y maneras de concebirlas ha dejado impresionado a estos conferencistas, quienes han dicho que gracias a este programa se ha conseguido la realización y satisfacción personal de muchos latinos que hablan a favor de sus identidades.

Debates : No hay comentarios.

Comentarios

Cancelar respuesta