None

Dante Liano, en busca del ensayo principal

por Luis Suardíaz

En el teatro Amadeo Roldán, en vísperas de la instalación del jurado del Premio Casa, he vuelto a dialogar con el escritor Dante Liano (Guatemala, 1943) todavía bajo la fuerte impresión del concierto de Jorge Luis Prats. Lo conocí en Piacenza, Italia, durante el Encuentro de Cultura Latinoamericana en el otoño del 2000, y nos vimos fugazmente durante el Festival del Nuevo Cine en La Habana a fines de ese año

None

Falleció Jesus Díaz

El pasado dos de mayo falleció en Madrid el escritor y cineasta cubano Jesus Díaz, a la edad de 60 años. En 1966 recibió el premio de cuento en el Concurso Casa de las Américas por Los años duros, traducido al francés y al ruso

None

Sostiene Tabucchi

por Nirma Acosta

Sostiene Tabucchi que La literatura es el espacio de las incertidumbres y las esperanzas. Llegó a La Habana para la inauguración de la 43 edición del Premio Casa de Las Américas, momento propicio para presentar la edición cubana de uno de sus libros más leído, Sostiene Pereira, de la cual ya se conocía en la Isla la versión cinematográfica

None

Convocatoria al Premio Casa de las Américas 2003

La Casa de las Américas convoca para el año 2003 a la XLIV edición de su Premio Literario. En esta ocasión podrán concursar obras inéditas en los géneros de novela, teatro y ensayo de tema histórico-social, así como en la categoría de literatura testimonial. También podrán concursar autores de Brasil con libros de poesía, cuentos y con novelas escritos en portugués y publicados en 2001 y 2002. Los autores hispanoamericanos y los ensayistas de cualquier nacionalidad que concursen este año ...

None

La luz

por Eduardo Galeano

En Ifé, la ciudad sagrada del reino de los yorubas, estaba agonizando un viejo. El moribundo entregó una moneda a cada uno de sus tres hijos, y anunció:

-Todo lo que tengo será de quien pueda llenar mi dormitorio. Y bajo el portal esperó, en la estera donde yacía

None

La máquina

por Eduardo Galeano

Eran dos los huéspedes del manicomio de Nigua que tenían máquina propia. Júver Escobar, que no se había enterado del fin de la guerra mundial, había armado un aparato para detectar los submarinos alemanes y los aviones japoneses que andaban rondando el manicomio

El cuadro

Llevaba el pelo suelto, llovido sobre los hombros. Era una de las muchas mujeres que recogían amapolas en sus canastas. En alguna ciudad de China, quién sabe dónde, quién sabe cuándo, dos amigos estaban contemplando ese cuadro, pintado por quién sabe quién, que mostraba la cosecha en un campo de flores. Uno de los dos amigos, quién sabe por qué, tenía la vista clavada en esa mujer

None

Inaugurado el Premio Casa de las Américas 2002

El día 21 de enero del 2002 fue día de literatura y día de Latinoamérica. Con palabras de Antonio Tabucchi quedó inaugurado el Premio Casa de las Américas en la Sala Che Guevara de la institución habanera, ante la presencia de altas personalidades de las letras cubanas y los jurados que cruzarán las aguas de más de 600 obras concursantes, para dejarnos los premios de esta fiesta de la palabra, el 31 de este mes

None

Los poemas no dejan de venir. Diálogo con Roberto Fernández Retamar

por Ernesto Sierra

Roberto Fernández Retamar es una de las existencias más lúcidas de la cultura latinoamericana de hoy. Poeta, ensayista, profesor universitario, editor, fundador de revistas literarias, Presidente de la Casa de las Américas, amante de la música, la pintura y el béisbol, más que al hombre de letras moderno, encarna al humanista del renacimiento, pasado por la gravedad filosófica agonista de Unamuno y Antonio Machado

None

Escribir con el cuerpo (de mujer)

Por Dean Luis Reyes

En la primera infancia de Luisa Valenzuela hay una leyenda. Según me cuenta, mientras ansía dejarlo todo e irse a por un atardecer habanero, con apenas cinco o seis años tomaba por sobrenatural las campanadas de un reloj que imponía su presencia al fondo de la casa. "Creo que ahí es donde nace el ser escritora: oía esos ruidos, y me parecía enorme aquel reloj. Aún así, me obligaba en medio de la noche a ir ...