None

Carilda Oliver: ''Yo nunca aspiro al pasado

por Hugo García y Heracleo Lazco

Al irrumpir de nuevo en el zaguán de su casa, recordamos la primera vez que en persona Carilda Oliver Labra nos recibió, con su singular sonrisa, voz sujeta al momento y ojos claros que enamoran o enaltecen como la irrepetible poesía que ella ha creado

None

Astor Piazzolla: Un tango triste, actual, consciente

por Gonzalo Saavedra

En su última visita a Chile, en julio de 1989, cuando actuó en un concierto memorable en el Teatro Oriente, Piazzolla ofreció esta entrevista que presentamos aquí. Es uno de los últimos testimonios sobre su propia "poética musical

None

Galeano: dejemos el pesimismo para tiempos mejores

por Rosa Miriam Elizalde

"La solidaridad necesita de la soledad, aunque parezca un contrasentido", dice despidiéndonos en la puerta del Hotel Meliá Cohiba, vestido invariablemente de azul y rematando una idea que lo obsesiona: el tiempo para escribir. No le alcanza, y siempre tiene un discurso preparado para quienes lo invitan a congresos y conferencias

None

La Biblioteca, un tema apasionante para la arquitectura

Entrevista a José Antonio Choy

Por Maité Hernández-Lorenzo y Lenay A. Blasón

José Antonio Choy, líder y alma del proyecto ganador del Concurso de Arquitectura Visión 3, convocado este año por la Casa de las Américas, y sin dudas uno de los arquitectos cubanos más destacados y activos en la última década, accedió a nuestras preguntas momentos después de haber recibido el premio

None

Keith Ellis: necesito Cuba para mi nutrición espiritual

por Sonia Sánchez

Ensayista, crítico literario y profesor de estudios hispanoamericanos en la Universidad canadiense de Toronto —ya jubilado aunque no ausente de ese trabajo adentrado en su mismo ser como él mismo refiere—, el jamaicano Keith Ellis vino una vez más a Cuba, país sobre el cual siempre asegura que es acogedor y con gran sentido de la solidaridad humana. No sobra decirlo y puede causar asombro: "Más de cincuenta veces he estado en esta Isla

None

Nada, estos son mis garabatos

por Tupac Pinilla

En una de esas tardes habaneras, el Caribe y sus insólitos inundan la Galería René Portocarrero del Teatro Nacional de Cuba. Por sus paredes trepan, esta vez, los versos que la mano sin palabras de Nancy Morejón pintara para lucir lengua nueva. Esperé sin urgencias las luces bajas de la sala y la fluidez continua de sus deltas escondiendo cemíes y arlequines

None

Benedetti: ''La infancia es un privilegio de la vejez

por Jesús Ruiz Mantilla

Antes de que se le pregunte sobre cualquier cosa, Mario Benedetti habla de la muerte. 'A los 81 años y medio hay que acostumbrarse a la idea', dice. Se lo toma como un exorcismo, porque acaba de vencerla tras padecer un problema de corazón. Como trofeo, el escritor uruguayo exhibe una sonrisa más amplia, muy constante, y un nuevo libro de poemas tejido entre los miedos de la noche y el placer de haber recuperado las ...

None

Yo soy un negro que pinta

por Nirma Acosta

Comiendo cuchillo es la invitación de Juan Roberto Diago en el Museo Nacional de Bellas Artes, desde el seis de junio hasta el 10 de julio. Cargando con el reino de sus ancestros como nos anunciara la poetisa Nancy Morejón, Diago lleva la mirada una vez más, al tema de la negritud y reclama el espacio que durante siglos les fue negado por los blancos

None

De la Nuez dibuja la música de Nicolás Guillén

por Maité Hernández-Lorenzo

El lunes 24 a las cuatro de la tarde en al Galería Latinoamericana quedará inaugurada la exposición Son Motivos, del caricaturista René de la Nuez. Más que un motivo ha dado lugar a este conjunto de obras dentro del Encuentro Internacional de Dulce María Loynaz, Nicolás Guillén y la poesía hispánica del siglo XX que organiza la Casa de las Américas del 24 al 28 de junio

Los amos de internet, según Núria Almiron

Internet y la Sociedad de la Información esconden un "serio peligro de manipulación" por parte de un puñado de grandes grupos corporativos, los Amos de la Globalización, que además de contar con todos los medios, ahora tienen en sus manos un potencial increíble para vigilarnos como ciudadanos digitales, con el fin de eliminar cualquier parcela de intimidad de nuestras vidas y empujarnos al salvaje consumismo. Pero los principales culpables de esto son los políticos que lo han permitido